Laura Sabatel se consolida como una de las grandes voces de la zarzuela

  • La soprano granadina acaba de ganar el prestigioso Concurso Internacional de Canto Acisclo Fernández de Carriero, que la llevará de gira con recitales por toda España

Comentarios 1

Comenzó sus estudios de canto siendo muy pequeña porque soñaba con ser la líder de un grupo de pop, pero se enamoró perdidamente de la ópera. Ahora, convertida en uno de los jóvenes valores más importantes de la lírica española, la soprano granadina Laura Sabatel ha dado un paso más en su fructífera carrera y ha sido elegida mejor cantante de zarzuela en el prestigioso Concurso Internacional de Canto Acisclo Fernández de Carriero.

"Todo ha sido por casualidad. Éste es uno de los pocos concursos internacionales que se celebran en España con límite de edad y quería sentir la presión de cantar ante un tribunal. Creo que si puedes darlo todo ante un jurado, puedes afrontar cualquier tipo de concierto", explica la soprano, quien cosechó sus mejores críticas por su papel de Pamina en La flauta mágica de Mozart en el Palau de la Música de Barcelona.

El concurso, organizado por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero, reunió a participantes de todas las nacionalidades en sus diferentes categorías. Así, por ejemplo, el primer premio del certamen fue para el húngaro Károly Szemerédy, mientras que el segundo recayó en el coreano Jong-Hoon Heo. Con una sólida formación como intérprete de ópera, lo que más le sorprendió a Sabatel fue lograr el galardón en el apartado de zarzuela y ser, además, la única mujer de todo el palmarés.

Junto a los 8.000 euros del premio, la otra parte destacada del reconocimiento consiste en un contrato con la Fundación Guerrero para actuar en un espectáculo del Teatro de la Zarzuela de Madrid y en gira en el teatro Campoamor de Oviedo, así como una gira de conciertos individuales por toda España. "Posiblemente, la mejor parte del premio sea poder cerrar recitales por todo el país. Los cantantes de ópera nos movemos sobre todo por Madrid y Barcelona y para nosotros es muy difícil actuar en lugares como Andalucía, donde apenas existe tradición de escuchar ópera. En ciudades como Granada los pocos conciertos líricos que se pueden ver están reservados a las primeras figuras y es una pena, porque hay intérpretes de una extraordinaria calidad", asevera.

Para llegar a ganar un concurso internacional de estas características, la constancia se asoma como una virtud esencial. Cada día, Sabatel canta en voz durante dos horas y dedica otras tres al estudio de las partituras y del repertorio. Además, y junto a sus clases en el Conservatorio Superior de Córdoba y en Valencia junto a la profesora Ana Luisa Chova, todos los meses acude a París para recibir los consejos de Isabelle Poulenard, una de las mejores voces de la lírica internacional.

"Antes, para un cantante, era fundamental tener una voz grande y poderosa. Ahora, hay muchos más factores que intervienen y es muy importante la belleza, la presencia, el saber estar, el dominio de los idiomas y, sobre todo, la concentración. Cuando estás sobre el escenario tienes que tener totalmente asimilado tu personaje, tanto que la técnica se pueda quedar en un plano secundario", valora.

Con una agenda repleta de fechas cerradas, Sabatel actuará en Granada el próximo 2 de agosto en un ciclo de jóvenes intérpretes acompañada por el pianista Rubén Fernández Aguirre. Mientras tanto, mañana se podrá escuchar a través de Radio Clásica (RNE) en el concierto que ofreció en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en el concurso que le dio la victoria como mejor cantante de zarzuela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios