La Ley del Cine se pone en marcha para simplificar los trámites y regular las ayudas

  • La norma abre un consenso entre televisión y productoras

El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto que desarrolla aspectos de la Ley del Cine relativos a las ayudas, la calificación de las películas y su nacionalidad, y establece el funcionamiento de las salas y una ventana de 3 meses para la exhibición de las películas antes de su paso al vídeo.

Este real decreto, consensuado con todos los sectores, desarrolla la Ley de Cine, aprobada hace ahora casi un año, mediante un único texto, a excepción de la creación de la sección de obras audiovisuales del Registro de Bienes Muebles, que se hará en una normativa propia.

Con la norma, se abre "un espacio al consenso entre operadores televisivos y productoras cinematográficas para la aplicación de la inversión en cine del 5 por ciento de los ingresos de las televisiones", informó el Ministerio de Cultura.

En lo que respecta a las ayudas, el decreto regula las relativas a los ámbitos de creación, producción y distribución de proyectos cinematográficos, cuya cuantía se determinará en una orden ministerial, cuyo borrador estará listo en el mes de enero, declaró a Efe el director general del ICAA, Fernando Lara. Desaparecen los actuales certificados de calificación de películas, excluyendo una de las dos tasas que era necesario pagar, y se sustituye por una resolución de calificación de más fácil tramitación.

A partir de ahora, el Comité de Calificación (que ya existía), formado por siete vocales vinculados con el mundo de los discapacitados, la infancia, la igualdad de género y otros aspectos sociales, establecerán esta calificación, en la que se incluirá datos como la nacionalidad, si es versión original o doblada, y la edad para el que está recomendado.

El decreto apuesta por la colaboración con las Comunidades Autónomas en el fomento del cine en lenguas cooficiales y de las salas, que, además, dispondrán de una "ventana" de tres meses para la exhibición de las cintas, antes de su paso al formato vídeo, salvo para aquellas películas españolas que no hayan recaudado más de 60.000 euros el primer mes, que será menor. "El decreto prevé la creación de Agrupaciones de Interés Económico para la producción de películas y favorece las coproducciones con empresas extranjeras, flexibilizando los requisitos para la aprobación de las mismas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios