Loquillo: la elegancia llega al ZaidínOtra muesca en la culata

  • El cantante barcelonés hace un repaso esta noche a sus treinta años de carrera dentro de su gira 'Rock and Roll Star' en el festival granadino.

Loquillo, el plato fuerte del Festival de Rock del Zaidín en su trigésimo primera edición, llega esta noche a Granada dentro de la gira que está realizando por toda España conmemorando sus treinta años de carrera musical. El cantante barcelonés, que estará acompañado por sus inseparables Igor Pascual y Jaime Stinus, hace un repaso a todo el repertorio de Loquillo y los Trogloditas y a todos los grandes éxitos que ha ido creando a lo largo de tres décadas.

Loquillo es una de las grandes referencias del rock español, un cantante que ha pasado por todos los estilos, desde el rock and roll más puro hasta casi el mundo de la canción de autor. De hecho el último proyecto del cantante ha sido ponerle música a los poemas de Luis Alberto de Cuenca.

A sus cincuenta años, Loquillo ha demostrado que el rock no es sólo patrimonio de la juventud. Cuando un músico lleva el rock en las venas, éste no dejará de acompañarlo hasta su muerte. Ahí están los ejemplos de los Rolling Stones o de los Who, precisamente dos de los grupos a los que Loquillo teloneó en los últimos años.

Nacido en Barcelona en diciembre de 1960, Loquillo, que era por su altura una joven promesa del baloncesto español, se decantó por la música y la estética rocker de finales de los años setenta. Tras formar su primera banda, Loquillo y los Intocables, sería el tándem Loquillo junto al guitarrista y compositor Sabino Méndez el que causaría verdaderos estragos bajo el nombre de Loquillo y los Trogloditas. Era la época en que la movida madrileña estaba en pleno auge y fue una canción suya, Esto no es Hawaii, la que se convertiría en el himno del programa que Jesús Ordovás, el gran gurú del movimiento, tenía en Radio 3. En aquella época, centenares de jóvenes de todo el país enviaban sus maquetas al programa de Ordovás, quien las divulgaba por todo el país. Loquillo sería una de las grandes estrellas de la escena nacional.

Pronto canciones como Yo para ser feliz quiero un camión, Cadillac solitario, Avenida de la Luz o Las calles de Madrid se convertirían en referencias musicales de la España de los años ochenta.

Tras su ruptura con el sello independiente DRO, Loquillo ficha por Hispavox, entonces una multinacional, y publica el disco La mafia del baile, una de cuyas canciones, Chanel, cocaína y Dom Perignon, lo hizo llegar al disco de oro y le abrió la puerta al grupo para las grandes giras. En Granada llenó a rebosar la Plaza de Toros.

Pero Loquillo, que siempre fue un espíritu cambiante, decidió dar una vuelta de tuerca en su siguiente disco, Mis problemas con las mujeres y realizar un homenaje a los cantantes crooner de los años cincuenta. Eso desconcertaría a muchos de sus fans, pero demostraría que podía moverse en el terreno musical que quisiese. El disco volvería a alcanzar el oro.

El equipo formado por Loquillo y Sabino Méndez se rompió en 1988 debido a los problemas con las drogas del guitarrista. No obstante, Méndez iría apareciendo y desapareciendo de Los Trogloditas a lo largo de los años siguientes. Y la carrera de Loquillo se mantendría imparable: el doble disco en directo A por ellos llegó a vender 300.000 copias y promovió una gira que, sólo en Barcelona, concentraría a 120.000 espectadores.

El éxito hizo mella en el grupo y varios de sus componentes fueron dejando la banda paulatinamente. En 1990, en plena crisis interna, Loquillo conoce al poeta Gabriel Sopeña, que se convertiría en su nueva inspiración. En 1992, Loquillo publica Mientras respiremos, un disco en el que muestra su faceta de cantautor y su devoción por la música country. En 1994 se adentra mucho más en el mundo de la poesía con el trabajo La vida por delante, en la que le pone música a los versos de Jaime Gil de Biedma, Bernardo Atxaga, Pablo Neruda, Cesare Pavesse y Pedro Salinas.

A mediados de los años noventa, Loquillo decide hacer un homenaje al rock español y se rodea de otros cantantes y músicos de prestigio para grabar Compañeros de viaje. Intervienen como invitados Jaime Urrutia, de Gabinete Caligari, Pepe Risi, de Burning, Carlos Segarra, de Los Rebeldes, o Ramoncín, entre otros. En 1998 regresa a la poesía y publica Con elegancia, que incluye poemas de Jorge Luis Borges, Mario Benedetti, Jorge Luis Borges, Manuel Vázquez Montalbán o Luis Alberto de Cuenca.

En la última década, Loquillo se rodea de músicos de jazz y da una vuelta de tuerca en su disco Nueve tragos, con influencias de swing, be bop o chanson francesa. Pero el rock seguirá siendo la tónica esencial, lo que le valdría en 2007 telonear a The Who y a los Rolling Stones. Ahora celebra sus treinta años de rock con su gira Rock and Roll Star.

El concierto de esta noche contará, por otra parte, con la presencia de Tan Bonicas, Fear's Messengers, Chicken Congress y Harry Up, algunas de las bandas punteras de nuevo cuño en Granada. El concierto comenzará a las 22.00 horas en el nuevo recinto del Festival de Rock del Zaidín.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios