El Lorca más trágico y brutal

  • Llega al Teatro Alhambra 'Bodas de sangre', una coproducción del Centro Andaluz de Teatro y el Centro Dramático Nacional que hasta ahora sólo ha cosechado llenos

La obra Bodas de sangre, una de las grandes tragedias escritas por Federico García Lorca en 1932, llega a Granada en forma de superproducción de la mano de dos de las principales compañías públicas de teatro que hay en el país: El Centro Andaluz de Teatro y el Centro Dramático Nacional. La obra, que ha llenado hasta el momento en todos los teatros en los que se ha representado en Madrid y Sevilla, está protagonizada por un elenco de 22 actores entre los que destacan Carlos Álvarez-Nóvoa, Consuelo Trujillo, Noemí Martínez o Toni Márquez.

El montaje está dirigido por José Carlos Plaza y podrá verse desde hoy y hasta el próximo 7 de marzo en el Teatro Alhambra, con una actuación especial el día 2 de marzo en la que, a propuesta de los propios actores, toda la recaudación irá a Cruz Roja Española para su intervención en Haití en programas de ayuda a los damnificados, según explicó ayer el vicepresidente de Cruz Roja en Granada, Gabino García. El responsable de la entidad resaltó, por otra parte, que Granada, con 700.000 euros aportados hasta ahora, se ha convertido en provincia más solidaria de España.

El director del Centro Andaluz de Teatro, Francisco Ortuño, destacó ayer la tremenda fuerza de la obra y cómo García Lorca supo reflejar muy bien la España de su época. "Hay unos sentimientos muy de raíz en esa obra", dijo. "Aquí es realmente donde la poesía se alza de las páginas y se hace carne. Es una explosión de emociones. Eso no hubiera ocurrido en este montaje sin la participación del plantel de actores y actrices que hay y sin la dirección de José Carlos Plaza".

Bodas de sangre, una obra inspirada en unos hechos reales ocurridos en Níjar (Almería) en 1928 es "una propuesta escénica preñada de sensibilidad", dijo Ortuno. Esa reflexión fue compartida por Carlos Álvarez-Nóvoa, quien señaló que el montaje que ahora llena a Granada "es una oportunidad para ver gran teatro". "Es una obra muy distinta de los dramas de Federico y anticipa lo que sería su teatro después", señaló.

La actriz Consuelo Trujillo, a la que en otras presentaciones anteriores José Carlos Plaza la definió como una de las actrices con las que más a gusto se ha sentido dirigiendo, destacó, por su parte, la importancia de la mujer en las obras lorquianas y la forma en que el autor sabe captar la esencia de lo femenino. "A mí me llama mucho la atención la figura de la madre, de la madre como tierra, de la madre que pare hijos", indicó.

A la actriz, que precisamente interpreta el papel de la Madre en la obra, le sobrecoge el hecho de pensar que Lorca escribió sobre las intuiciones trágicas de la Madre en la obra, todo su dolor desgarrado, sin saber que, apenas tres años después del estreno de Bodas de sangre, su propia madre tendría que sentir en sus carnes el dolor y el desgarro por la muerte de un hijo asesinado.

Toni Márquez, otro de los actores que están presentes en el montaje, incidió en la importancia que tiene para los actores el hecho de que la obra se exhiban en un escenario granadino. Los actores coincidieron, por otra parte, en resaltar la labor de José Carlos Plaza al ser capaz de mover sobre el escenario a 22 actores simultáneamente otorgándose a cada uno de ellos sus propio carácter.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios