Lori Meyers y Lapido dan lecciones de rock a sus fieles

  • El encuentro Abril para Vivir recuerda con emoción al cantautor Esteban Valdivieso

Estilos tan distantes entre sí como el rock, el pop y la canción de autor llevan años encontrando en Granada un espacio propio donde convivir compartiendo lo mejor de cada uno de ellos. Un icono del rock patrio, el maestro José Ignacio Lapido; los nuevos abanderados del indie nacional, Lori Meyers; y decenas de poetas y cantautores unidos por el recuerdo de una voz que ya se ha marchado regaron anoche de música una ciudad de la que brotan artistas sin parar.

catedrático del rock

Rodeado de jóvenes a los que enseñar lo bien que pueden llegar a sonar las cuerdas de una guitarra, José Ignacio Lapido hizo ayer un aperitivo en la Escuela de Arquitectura Técnica de lo que se podrá ver y escuchar en la inminente gira de Cartografía, el disco que acaba de publicar.

El que fuera líder de 091 ha querido vestir de un rock más cercano, más intenso y más brillante que nunca las doce canciones de su nuevo álbum, que tuvieron que compartir protagonismo en su acústico con los temas más cercanos de Ladridos del perro mágico, Luz de ciudades en llamas, Música celestial y En otro tiempo, en otro lugar, sus cuatro trabajos anteriores.

aristócratas del indie

Con la sala Industrial Copera convertida en un hervidero, los chicos de Lori Meyers tuvieron anoche la parada más esperada de una gira que tiene previsto en las próximas semanas su paso por templos nacionales de la música indie como la sala Apolo de Barcelona o la Joy Eslava de Madrid. Los granadinos, que jugaban en casa, presentaron las nuevas canciones de Cronolánea, el tercer y mejor álbum de su carrera, y que ya va camino de convertirse en uno de los discos nacionales de cabecera de este año.

Noni, Alejandro, Alfredo, Sergio y ahora también Miguel y Antonio recrearon en directo el puzle de sonidos que tiene cabida en Cronolánea. Ritmos con origen en la Costa Oeste de Estados Unidos y melodías mucho más directas, como las de Luces de neón o Luciérnagas y mariposas, estallaron en una sala donde se colaron muchas caras amigas. La banda, a punto de cumplir diez años en la música, tuvo también momentos para el pop más ornamentado de temas como L.A. o Hostal Pimodan junto al rock de guitarras rabiosas de Viaje de estudios, Mujer esponja, Caravana o Tokio ya no nos quiere. Dos caras de un grupo que no deja de acaparar piropos de la crítica y al que su público le respondió tan bien como siempre.

para esteban

Esteban Valdivieso se fue hace tan sólo dos meses, pero su ausencia sigue siendo un vacío imposible de llenar. Decenas de músicos y poetas amigos se reunieron anoche en el marco del festival Abril para Vivir, un encuentro que fue testigo de algunos de sus grandes momentos, para recordar sin nistalgias pero con una sinceridad abrumadora al cantautor granadino.

Por obligación de una meteorología caprichosa, se dieron cita en el Teatro José Tamayo de la Chana profesionales de la palabra como Vicente Feliú, Suhail Serghini, Elodia Campra, Fran Fernández, Marga Blanco, Andrés Neuman, Manuel M. Mateo, Martín Rago, Enrique Moratalla, Juan Trova, Elena Bugedo, Elizaberta López, Mario Ojeda o José Luis Pareja para bañar de versos y música el recuerdo al cantautor.

Esta noche tomarán el relevo en Abril para Vivir dos de las voces más comprometidas de la escena de música de autor actual. El artista cubano Vicente Feliú, uno de los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova Cubana junto a Pablo Milanés actuará en la Plaza de las Pasiegas -en caso de lluvia el concierto será en el Teatro José Tamayo- junto al catalán Toni Subirana a partir de las 21.00 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios