Lori Meyers toma Joy Eslava

  • La banda granadina repasa sus catorce años en los escenarios con cuatro conciertos consecutivos en Madrid

Ofrecer cuatro conciertos consecutivos en los que desgranar por separado cada uno de sus álbumes es la idea que los granadinos Lori Meyers, veteranos de la escena independiente española, materializarán desde el miércoles en la sala Joy Eslava de Madrid.

Catorce años después de constituirse como banda, su cantante, Antonio López 'Noni', considera que los músicos cada vez tienen menos en cuenta las etiquetas, aunque matiza que "en el sector 'indie' se prejuzga muchas veces por tonterías". Comportamiento que quedó patente, en su opinión, con las malas críticas que recibió su último trabajo, Cuando el destino nos alcance, para el que contaron con el productor estadounidense Sebastian Krys, quien fue menospreciado por sus colaboraciones con artistas de corte mainstream, como Shakira o Marc Anthony. "Se le atacó innecesariamente, hasta nosotros tuvimos que defenderlo", recuerda López, destacando que la contribución de los productores no es decisiva para los discos de Lori Meyers, puesto que suelen presentarles las canciones prácticamente terminadas.

Un modo de trabajo que les ha ido acercando a sonidos más limpios, logrados gracias al cambio de discográfica que vivieron en su etapa más "convulsa", la que se produjo antes del lanzamiento de Cronolánea (2008), con el que iniciaron su relación con el sello Universal. "Los discos suenan con más potencia si te dan más presupuesto para grabar", asegura el guitarrista Alejandro Méndez. Afirmación que comparte el batería Alfredo Núñez, quien recuerda que la mayoría de los grandes álbumes se caracterizan por mantener una alta calidad sonora.

"Ahora hay muchos defensores de Viaje de Estudios, pero ¿dónde estaban en esa época?", añade con ironía el percusionista acerca de su debut, grabado en 2004 con medios más modestos que los que manejan en la actualidad.

Presente que pasa por los cuatro conciertos anunciados en la capital, con los que buscan exprimir las caras B y descartes de sus diferentes entregas discográficas, ofreciendo cada día "algo especial" a su público, que está compuesto mayoritariamente, como ellos señalan, por jóvenes de entre veinte y treinta años. "Pasado el tiempo nos apetece mucho tocar Hostal Pimodan, porque ahora suena mucho mejor", apunta el batería.

Paisanos de grupos como Los Planetas o 091, Noni y los suyos insisten en que lo característico de Granada es que existen "grupos con mucha personalidad", independientemente de que pertenezcan a diferentes estilos. "No creo que haya un sonido característico, Los Planetas son muy diferentes a Lagartija Nick", explica Núñez.

Preocupado por los recortes que está viviendo el mundo de la cultura en los últimos tiempos, el vocalista de Lori Meyers anima a las corporaciones locales a mantener los festivales que tanta importancia han tenido para su crecimiento como banda. "El ochenta por ciento de nuestra fama se debe a los directos", reconoce.

Además, pide a los promotores que no se olviden del talento patrio, puesto que en ocasiones funciona mejor entre el público que los grandes nombres internacionales. "A lo mejor en nuestro país somos igual de importantes que Teenage Fanclub", comenta.

Con muy pocos datos sobre su quinto álbum de estudio, cuya preparación aplazan a los directos que todavía les quedan por dar, los granadinos ya especulan con una posible gira en 2014, en la que conmemorarán el décimo aniversario de Viaje de Estudios.

Sin grandes pretensiones más allá de seguir teniendo creatividad para componer nuevos temas, Noni concluye diciendo que les gustaría ser recordados, más allá de etiquetas, como "un gran grupo de canciones".

Lori Meyers ofrecerán cuatro conciertos en la sala Joy Eslava entre los días 1 y 4 de febrero, interpretando consecutivamente los álbumes: Viaje de Estudios, Hostal Pimodán, Cronolánea y Cuando el destino nos alcance.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios