Literatura

Luis García Montero realiza en 'Vista cansada' una "apuesta optimista frente a las injusticias que se perpetuan"

  • El poeta granadino extrae casi 60 nuevos poemas en su nuevo libro, que ha sido presentado en Madrid

El poeta granadino Luis García Montero realiza en su último libro de poemas, 'Vista cansada' (Visor Poesía) una "apuesta optimista frente a las injusticias que se perpetuan", según dijo hoy. A punto de cumplir los 50 años, el escritor mira al pasado para extraer casi 60 nuevos poemas que "convierten la memoria en un ejercicio de conciencia crítica". "Al pasar los años uno se cansa de ver cosas, incluso las cosas parecen cansadas de sí mismas", explicó el autor en una entrevista concedida a Europa Press.

El título del libro "lo puso el oculista" al que acude el escritor. Dicho médico le diagnostico vista cansada, algo que llamó la atención de García Montero. "Podía cerrar los ojos, pero opté por ponerme gafas", dijo con doble sentido. Con esta intención de mirar la realidad desde un nuevo punto de vista, ha creado un libro que "no es solo un desahogo nostálgico personal". "Entiendo la poesía cono un diálogo entre el individuo y la sociedad, el poeta no puede encerrarse en su propio mundo, debe salir y trascender", afirmó.

En este sentido, García Montero evoca en estos poemas su infancia, su juventud, sus ciudades, pero también los cambios que ha sufrido España en las últimas décadas. El país ha cambiado "también antropológicamente" dentro de una sociedad que tiende a "la frivolización y la pérdida de valores colectivos". Esta situación provoca que los "peligros" actuales sean distintos. "Pasada la época de pobreza, ahora tenemos que evitar la prepotencia del lujo", comentó el poeta, convencido de que en la época democrática "hemos perdido la ilusión". .

En una época de "prisas y lengua fuera no tenemos tiempo para pensar y ser dueños de nuestras opiniones". Por eso, García Montero intenta siempre alejarse de las cosa para poder pensarlas. Una de las conclusiones que ha extraído aparece contundente en un poema. "La vida no es sueño", aseguró, en un intento de "reivindicar el valor de lo terrenal". Todo porque "no se pude negar el presente en nombre del futuro y sus paraísos prometidos". En vez de esperar, el escritor prefiere buscar las "utopías modestas" de "plantearnos algo nuevo cada día".

La ciudad como "un diálogo con la velocidad" es otro de los temas con peso en 'Vista cansada'. "La ciudad nos enseña una lección, no ser dogmáticos, porque nunca se asienta en valores estables", señaló. Natural de Granada y residente en Madrid, el poeta mira de forma "positiva" lo urbano y no le gusta la "visión de ciudad perpetuamente ofendida que la derecha política ha impuesto de la capital". Esta "imagen reaccionaria" de Madrid es "inventada".

Para García Montero, "un intelectual no debe convertirse en adorno de ningún partido político". En este sentido, le preocupa la "avanzada edad media" de los firmante de la Plataforma de Apoyo a Zapatero y el hecho de que sus miembros hayan "entrado en rifas electorales pidiendo el voto útil y arrodillándose ante las urnas". García Montero cree que lo único que habrá que dilucidar tras las elecciones es "cómo gobernará Zapatero".

Casado con Almudena Grandes, el poeta ha vertido una "dedicatoria de amor" en la primera página del libro a la también escritora, una persona que le "ata a la realidad". García Montero se enfrenta ahora a un libro de narraciones de infancia y juventud sobre el poeta Ángel González, recientemente fallecido. Cuando González murió, García Montero había redactado ya la mitad del volumen. "Me está costando, pero poco a poco vuelvo a escribir sobre mi amigo", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios