Cultura

Les Luthiers: "Sufrimos en Granada; es difícil elegir por dónde pasear"

  • El alcalde ha recibido al quinteto argentino: "No podré ir a veros porque estoy liado con mítines de la campaña electoral"... "¿y usted lo prefiere?", le han respondido.

Comentarios 1

"No voy a poder veros actuar, porque con la campaña electoral estoy ocupado con actos y mítines". El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, recibía con estas palabras a Les Luthiers esta mañana en Granada. "¿Y prefiere hacer campaña a vernos a nosotros?", se sorprendía Carlos López Puccio, uno de los integrantes. Seguramente le recordaba a alguna de las innumerables veces que Les Luthiers ha parodiado el poder político, siempre en tono genial y crítico.

Por el Salón Mariana Pineda del consistorio se arremolinaba en torno a los cinco genios argentinos un desfile desordenado de concejales, tanto del equipo de Gobierno como de la oposición, ansiosos de saludarles aprovechando el receso del pleno: "Oye, Ferreras, tienes que hacerme un favor: cuando esté junto a ellos, me tienes que hacer una foto", le pedía uno de los ediles al reportero de la Agencia EFE. No sólo los políticos. Algún periodista (que bien podría ser el que escribe) sucumbía al magnetismo luthierano por los pasillos de alcaldía para hacerse la instantánea de rigor.

Click, click, click... Fotos por doquier, revuelo de cámaras y comienzo de una rueda de prensa como la que Les Luthiers habrán dado miles por todo el mundo. Debe ser duro ser un genio, atraer a la prensa en masa por tu trabajo y que en todos sitios te hagan las mismas preguntas... y ser capaz de responderlas con arte. A la altura de las circunstancias. La comparecencia se ha producido a ritmo de grandes silencios, a la espera de la genialidadades de los Marcos Mundstock, Daniel Rabinovich, Carlos Núñez Cortés, Jorge Maronna y Carlos López Puccio. Los informadores esperaban sin duda un buen corte para la web, la radio, la tele o el periódico. Y no han decepcionado.

"Venimos a Granada donde sufrimos mucho. Es muy difícil elegir por donde pasear". Ésta ha sido la primera afirmación; de Mundstock concretamente. 'Pelotear' la ciudad que visitan es el truco más viejo del mundo que usan los artistas para ganarse a público y prensa. Pero en el caso de Les Luthiers debe ser verdad: No en vano, esta es la quinta vez que visitan Granada, desde que lo hicieron por primera vez en 1991 (hace 17 años, ¡madre mía!) para traer El Reír de Los Cantares. Andalucía en General, donde sus actuaciones se cuentan por decenas, también debe ser una debilidad para estos porteños Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

"Ya es duro aguantar a una pareja, así que imagínense a cuatro compañeros durante cuarenta años. Pero hemos tenido la habilidad y la tolerancia para hacerlo", explicaba Daniel Rabinovich, tras una afinada pregunta: "¿Cómo llevan la crisis de los cuarenta?", de Matías Ochoa, periodista de La Opinión de Granada. Pregunta de las pocas destacadas en una rueda de prensa excesivamente fría para lo abarrotado de la sala: "Aprovechamos estos silencios incómodos para bailar sobre la mesa", apostillaba Rabinovich: "¡¡Quiten los micrófonos!!".

Les Luthiers estarán en el Palacio de Congresos de Granada hasta el próximo día 2 de marzo, con una obra recopilatoria "que si bien reúne lo mejor de distintas épocas de Les Luthiers, no es el repaso a una vida. Eso es falso. En Argentina hemos estrenado ya un nuevo espectáculo (Los Premios Mastropiero) que llegará a España el año próximo y ya trabajamos en uno nuevo".

Más cositas: ¿Por qué no se atreven con el flamenco?: "Quizás porque aquí se entendería demasiado", bromea Marcos Mundstock, a la vez que matiza junto a sus compañeros que, si bien se han atrevido a hacer humor "con zarzuela o rancheras mexicanas, el flamenco es muy difícil". "Jorge (Maronna) lo hizo una vez, pero fue enmarcado en un subgénero", aporta Carlos Núñez Cortés. "Pero no nos atreveríamos a hacerlo en Andalucía", apostilla el otro Carlos, López Puccio.

Las Obras de Ayer nos dejarán a estos genios en estado puro durante toda esta semana en Granada. Todavía es posible verlos.... Y visto lo oído, merece mucho la pena... aunque el alcalde prefiera dar mítines.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios