MSF: el asteoride hallado por una estudiante de 15 años

  • Mónica Sevilla tiene más claro su futuro desde el descubrimiento: "Quiero ser astrónoma". Ahora busca un nombre a su asteroide: "Creo que mis iniciales"

Ni en sus mejores sueños Mónica Sevilla hubiera imaginado nunca encontrar un asteroide. Esta pequeña astrónoma, de tan sólo quince años, confiesa que ni siquiera el día que tuvo la "suerte" de hacer el hallazgo le dio la mayor importancia: "Volví a casa, le dije a mi madre que había encontrado un asteroide" como quien dice que aprueba un examen, "y ella me dijo: ah, vale". Fue al día siguiente, cuando fue a clase y profesores que ni siquiera la conocían la felicitaron, cuando comenzó a pensar que "aquello era más serio de lo que creía". Ahora su principal preocupación es buscarle el nombre apropiado. "Estoy pensando en llamarle M.S.F.", sus iniciales: Mónica Sevilla Fernández.

Risueña y simpática, Mónica contesta al teléfono después de pasear al perro. Lleva un día extraño de entrevistas pero dice estar "encantada" con el descubrimiento, y su madre "muy orgullosa", porque aunque tenía un telescopio en casa su interés por la Astronomía surgió gracias a su profesor Javier Pérez Cáceres.

Astrónomo y profesor bilingüe de Física y Química del IES Fray Luis de Granada, se le ocurrió la curiosa iniciativa de enseñar Astronomía e Inglés de una forma diferente, llevando a los alumnos al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) para que aprendieran descubriendo. Así nació el I Proyecto de Iniciación a la Investigación Astronómica en Secundaria (PIIAS), donde han participado un total de 77 estudiantes procedentes de los institutos Fray Luis de Granada, Manuel Cañadas, Pedro Soto de Rojas y Francisco Ayala.

La iniciativa, que Pérez Cáceres pretende seguir en los próximos cursos, consiste en una serie de clases donde los alumnos comienzan a familiarizarse con la Astronomía (y aprenden a diferenciar entre planetas, exoplanetas o asteroides) y dos días "intensos" donde el aula se traslada al Instituto de Astrofísica.

Así fue como Mónica Sevilla, con la ayuda del resto de las compañeras de su grupo de búsqueda de asteroides y la guía del investigador del IAA José Luis Ortiz, encontró un asteroide no catalogado mientras participaba en el proyecto. Puede que este asteroide no esté catalogado pero sí puede haber sido observado por alguno de los sistemas automáticos de rastreo norteamericanos. Por eso se ha enviado al Centro de Planetas Menores y si se confirma, Mónica podrá ponerle su nombre por fin.

Ayer no recordaba muy bien si se encontraba a 19º en el hemisferio sur o en el norte. Sin embargo, dejó muy claro que todo fue posible gracias a todo el grupo.

Si se le pregunta por el futuro, la estudiante lo tiene claro: "Quiero ser astrónoma", y de hecho piensa invertir parte de su tiempo en verano a "seguirle la pista a este asteroide", que casi puede decir suyo. Ha sido su primer descubrimiento pero pondrá todo su empeño en que no sea el último. "También me llama mucho la atención la posibilidad de vida en otros planetas".

Admira, dice, a José Luis Ortiz (el investigador del IAA) y le gustaría conocer a Pedro Duque, "aunque sé que está más lejos". Sin embargo, la joven estudiante granadina ha demostrado con tan sólo quince años que nada está demasiado lejos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios