'Ma'a' propone en el Bañuelo un curioso juego de luces con espejos

  • El visitante podrá percibir en la propuesta de la Bienal luces distintas según su posición

Ma'a, agua en árabe, es el título de la obra que Visitación Ortega y Luis Ángel López, dos artistas residentes en Granada, inauguraron ayer en los baños árabes del Bañuelo, en el marco de la Bienal del Milenio de Granada 2011. Arte Contemporáneo y Patrimonio. La obra estará expuesta en la sala templada del hamman hasta el próximo domingo 18 de diciembre.

Los artistas han diseñado una instalación artística en la que el elemento central son dos grandes espejos que, a modo de lámina de agua, reflejan la luz que entra en la sala templada. A partir de ahí, el visitante, según su posición, puede percibir juegos de luz distintos. Frente a la pureza del reflejo de ese estanque o lámina de agua, Ortega y López oponen, en los laterales del espacio, unos espejos deformantes en los que aparece la aberración y la deformación. Espejos y luz utilizados con intenciones radicalmente opuestas que ayudan a realzar la belleza de las claraboyas estrelladas, único paso de luz natural y, en la práctica, única luz de las salas.

Los artistas, toledano él y cordobesa ella, residen en Granada y ambos son licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Granada. El Bañuelo es un baño árabe construido en el siglo XI, en la época del rey zirí Badis Ibn Habas y que, por tanto, cumple ahora 1.000 años. Está situado en la Carrera del Darro, en el Albaicín bajo, a los pies de la Alhambra. En excelente estado de conservación, el Bañuelo está reconocido como uno de los baños árabes mejor conservados de España y una de las edificaciones musulmanas más antiguas aún en pie en Granada.

Hoy, el artista y calígrafo chino Wang Dongling ofrecerá en el Palacio de la Madraza una conferencia previa a la obra que inaugurará el domingo y con la que se clausura la Bienal. Con el título Caligrafía china contemporánea, a partir de las 19:00 horas, hablará sobre la danza del trazo como huella del sentimiento del calígrafo cuya sensibilidad le permite plasmar el movimiento de la naturaleza que se hace presente en un instante único de comunión con la vida. A lo largo de esta conferencia no sólo se podrá escuchar cuál es la energía que mueve el pincel sino ver en un vídeo el baile de tinta en un artista inimitable.

Wang Dongling es un innovador de la caligrafía tradicional adecuándola a su tiempo. A principios de los años 80 fue admitido en la Facultad de Arte Tradicional de China en Hangzhou en la especialidad de Caligrafía para pasar años trabajando con grandes maestros que son la raíz de su innovación en un arte que es base de la cultura china. Encontró a su mejor amigo en la tinta y en la caligrafía su forma de vida, una vida en la que cree intensamente a fuerza de experimentarla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios