"Si hago 'Macbeth' en teatro, ¿por qué no puedo ser Watson en el cine?"

  • El actor estrena 'Holmes & Watson. Madrid Days', una película en la que Garci propone un inesperado viaje a España de los personajes de Conan Doyle

Hace mucho que José Luis García Pérez (Sevilla, 1972) respira tranquilo: sabe que aquella aventura de destino incierto que emprendía cuando abandonó su ciudad natal en busca de mayores oportunidades no fue en absoluto una apuesta descabellada. Con su talento se ha ganado la confianza de unos cuantos realizadores -Gracia Querejeta, Chus Gutiérrez, Gerardo Herrero o Miguel Albaladejo lo han dirigido en más de una ocasión-, aunque su filmografía no ha impedido que continúe volcado en el teatro -el medio donde se dio a conocer con su compañía, Digo Digo- y aborde algunos de los montajes más estimulantes del teatro actual, piezas como Closer, Arte o La avería. Ahora, García Pérez regresa a la gran pantalla con uno de los proyectos más singulares de su trayectoria, Holmes & Watson. Madrid Days, que se estrenó ayer y en la que se pone en manos de uno de los clásicos del cine español, José Luis Garci, para encarnar al doctor Watson e investigar junto a Holmes (Gary Piquer) unos crímenes que parecen sugerir la presencia de Jack el Destripador en España.

-Hablando de la película, Garci dice que ha "pillado" a Holmes "cansado y como distraído, nada frecuente en él", y a Watson, "aun casado en segundas nupcias, igual de enamoradizo".

-Más que enamoradizo, es alguien muy pasional, muy terrenal, tocado por la flecha de Cupido, muy diferente de los Watson que hemos visto en otras ocasiones. Creo que tanto Holmes como él ofrecen aquí una cara que no se había visto hasta ahora.

-¿Y en qué consistirían exactamente esas diferencias?

-Tanto uno como otro están en un momento quizás final, están de vuelta de muchas cosas, no es el Sherlock Holmes que llega y deduce que alguien ha pisado el césped por una brizna de hierba. No es el caso. Hay un cierto desapego de lo que fue, de esa pareja de investigadores, y lo que ha surgido es una amistad muy profunda entre ellos. El final de la película es un canto a la amistad entre dos hombres. Y es una amistad sólida, pero individual. Me refiero a que en muchas películas Watson se ha convertido en una especie de acólito dependiente de Sherlock Holmes, pero aquí son dos personajes, cada uno con su conflicto, con su vida privada, con entidad propia.

-¿Le sorprendió el encargo de interpretar al doctor Watson en castellano?

-Me sorprendió el proyecto, pero que sean Sherlock Holmes y Watson es lo de menos. Si hago Macbeth en teatro como lo he hecho, creo que estoy capacitado para hacer de Watson. El cine no tiene nacionalidad, la literatura tampoco. Mira si no a Adrien Brody, que hace de Manolete y no ponemos el grito en el cielo.

-¿Y es tan placentero rodar con Garci, como defienden los actores que colaboran con él?

-Me halagó mucho que me llamara, porque es un grandísimo maestro. Es un gusto como persona, un gran director que te acompaña en cada momento del rodaje, que te hace sentir seguro, con el que notas que estás creciendo. Entiendo que haya tantos actores que hayan repetido con él. Huele a cine, es cine.

-Para usted, la película retrata un tiempo que tiene muchas conexiones con la actualidad.

-Una de las cosas más interesantes que plantea la película es quién es Jack el Destripador. Vemos que Jack el Destripador, el Mal con mayúsculas, no es un asesino, sino que es algo que está tan cerca de nosotros que ni lo notamos. Y sigue estándolo. Es cierto que la película se desarrolla en un momento concreto de la Historia de España con muchísimos paralelismos con hoy en día. Al final del siglo XIX estábamos perdiendo las colonias en Filipinas y Cuba, había una crisis económica y política enorme y una fractura social importantísima, como está sucediendo ahora. Y el mal viene por el lado menos esperado, lo mismo que nos está ocurriendo hoy.

-Cuéntenos algo de teatro. Blanca Portillo, que le ha dirigido en La avería, ha asegurado que seguirá trabajando con usted en un futuro.

-Estamos hablando de algo a medio plazo, un proyecto que se estrenará en 2014. Será algo espectacular y que especialmente en Andalucía no digo más, tendrá un calado importante. Estoy deseando.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios