McCartney vuelve a sus raíces con la inspiración de The Beatles

  • 'Kisses on the bottom' contiene canciones tradicionales que sirvieron al grupo

Paul McCartney ha vuelto a sus raíces con la publicación de Kisses on the bottom, su último disco, que contiene algunas de canciones tradicionales que inspiraron a The Beatles y que el músico británico califica de "piezas de joyería".

Con su rostro siempre aniñado y silbando mientras se quita la chaqueta para sentarse a hablar con la prensa extranjera en Londres, el ex Beatle habló ayer con pasión de las canciones clásicas estadounidenses que escuchaba de pequeño en casa y que ha grabado en este disco, que estará en el mercado el próximo 6 de febrero en el Reino Unido y el día 7 en España.

Macca consideró que los temas del disco -como It's only a paper moon o I'm gonna sit right down and write myself a letter- son auténticas "joyas", "muy bien hechas, muy bien elaboradas, con sentido del arte" y que, después, cuando los Beatles empezaron en su día a componer, "estaban siempre de fondo".

Kisses on the bottom contiene catorce canciones tradicionales, algunas de la primera mitad del siglo XIX, que solía tocar su padre en el piano y que Paul McCartney escuchaba sentado sobre la moqueta de su casa en Liverpool (noroeste de Inglaterra). El disco, cuya portada es una fotografía de McCartney tomada por su hija Mary, contiene además dos canciones compuestas por el músico: My Valentine y Only our hearts.

Paul McCartney, admirador del artista Fred Astaire y de compositores como Harold Arlen o Cole Porter, decidió sacar el disco porque creía que todos ellos debían recibir reconocimiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios