Memoria de Andalucía está ya en la recta final

  • El presidente de CajaGranada anuncia que el futuro museo se inaugurará en abril del próximo año y que las obras están concluidas en un 95 por ciento

Abril de 2009. Ésa es la fecha que ayer puso el presidente de CajaGranada, Antonio Claret García, para la apertura del futuro Museo de la Memoria de Andalucía. García, que ayer visitó las instalaciones del recinto acompañado por los diferentes delegados de la Junta de Andalucía y de la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, señaló que el 95% de las obras del centro ya están concluidas, lo que permite ya la instalación de parte de los contenidos. El presidente de CajaGranada señaló que el futuro espacio será "un referente museístico a nivel internacional".

Diseñado por el arquitecto Alberto Campo Baeza, Memoria de Andalucía, que es el nombre definitivo que tendrá el centro, gozará de una de las mayores innovaciones tecnológicas, pionera en el mundo: una pantalla de proyección de imágenes que se moverá con sólo el gesto de las manos, algo muy similar a las pantallas virtuales que aparecían en la película futurista Minority report, de Steven Spielberg.

En la visita a las obras estuvieron presentes el delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Jesús Huertas, el delegado de Economía, Antonio Argüelles; el de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Cuenca; la delegada de Educación, Ana Gámez; la de Turismo, Comercio y Deporte, Sandra García, y el delegado de Cultura, Pedro Benzal. Ésta la primera de una serie de visitas institucionales que organizará CajaGranada para dar a conocer las nuevas instalaciones.

Memoria de Andalucía, ubicado junto al famoso 'Cubo' de CajaGranada, es una prolongación de esa obra arquitectónica, también de Campo Baeza. El edificio consta de una gran construcción vertical, un edificio pantalla que llevará el nombre de Puerta de la Cultura, que acogerá las oficinas de la Obra Social de CajaGranada, y otra horizontal de dos plantas, que acogerá las exposiciones.

En total, Memoria de Andalucía, contará con un auditorio con una capacidad para 500 personas; diferentes talleres artísticos, una mediateca, un sección para exposiciones temporales y el Museo de la Memoria de Andalucía.

Este último espacio contará con una muestra permanente y es la instalación más ambiciosa del proyecto. Según explicó Antonio Claret García, su finalidad será mostrar la diversidad natural, social y cultural de Andalucía. El edificio estará dividido en cuatro salas temáticas: una llamada Tierra Andaluza, dedicada a la evolución del medio natural, al proceso de conversión del medio en un recurso y en cómo agricultura y naturaleza han estado siempre presentes en el devenir histórico y económico de Andalucía. Otra sala será Economía y Sociedad y estará dedicada a la vida de las comunidades y sociedades andaluzas. Una tercera sala será Modos de Vida, y estará centrada en la historia de la vida cotidiana de los andaluces. La última sala se denominará Arte y Cultura y recogerá todo el acervo cultural andaluza.

En las salas temáticas habrá pantallas de hasta 60 metros en las que el visitante podrá contemplar los diferentes aspectos de la historia de Andalucía, además de maquetas, piezas artísticas y documentos históricos originales o réplicas. También habrá una serie de pantallas en las que se proyectarán la imágenes de personajes anónimos o históricos que narrarán sus vidas en el tiempo en que las vivieron. De ese modo, el visitante podrá ver a un musulmán de la época nazarí o a alguien del siglo XVIII.

Una pantalla de gran tamaño, interactiva, podrá ser 'movida' por el visitante con sólo un gesto de manos y ofrecerá información relevante sobre cualquier aspecto de la historia andaluza. Para la elaboración de esta pantalla, única en el mundo, CajaGranada ha contado con una empresa europea de primer nivel en desarrollo tecnológico.

La construcción horizontal de Memoria de Andalucía estará enlazada con la Puerta de la Cultura a través de un patio circular, al aire libre, que tendrá las mismas dimensiones que el Palacio de Carlos V y en el que podrán organizarse conciertos al aire libre.

La Puerta de la Cultura, por su parte, lo más llamativo visualmente de todo el complejo museístico, servirá en ocasiones como pantalla, según explicó ayer el director del futuro centro, Enrique Moratalla. "Actuará como una gigantesca pantalla de 1.512 metros cuadrados y 42 metros de altura", explicó. "A 75 metros de distancia habrá una cabina desde la que se proyectarán imágenes. No serán imágenes en movimiento, sino fotografías que irán alternándose".

Además de Memoria de Andalucía y la Puerta de la Cultura, el centro albergará también diferentes talleres artísticos para música, danza, jazz o teatro y un auditorio cuyas obras ya están en su fase final. "El auditorio tendrá unas gradas retráctiles que permitirán que el escenario pueda ser incluso mayor", explicó Enrique Moratalla. El escenario tiene incluso acceso directo para camiones.

Aunque la principal función del Auditorio será la de lugar de ejercicio para los diferentes talleres artísticos, el presidente de CajaGranada no descartó que se organicen allí eventos puntuales como conciertos musicales, obras teatrales o incluso pasarelas de moda.

El complejo del centro es de tal alcance arquitectónico que el proyecto forma parte de una exposición sobre arquitectura que se celebra en el Museum of Modern Art (MOMA), de Nueva York.

La previsión de los responsables de Memoria de Andalucía es que anualmente pasen por él unos 300.000 visitantes anuales. "No es nada comparado con los casi tres millones que recibe la Alhambra, pero es lo que nosotros buscamos por ahora", señaló Antonio Claret García.

Los responsables del futuro museo no descartan acuerdos con la propia Alhambra y el Parque de las Ciencias de Granada (ubicado a sólo unos metros de distancia) para hacer combinados y posibilitar que los visitantes de Granada puedan acceder a los tres recintos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios