El Mentidero propone un tributo a las mujeres de los burdeles

  • La compañía lleva a escena en el Teatro Alhambra la obra 'Si yo les contara'

Comentarios 2

El Teatro del Mentidero sube a escena hoy y mañana en el Teatro Alhambra Si yo les contara, una obra basada en un texto del escritor gaditano Fernando Quiñones, con la dirección de escena de Santiago Escalante a partir de un texto basado en la novela finalista del Premio Planeta Las mil noches de Hortensia Romero.

Si yo les contara narra la "difícil" vida de una mujer de la época en busca de un soplo de libertad, y presenta una galería de mujeres que terminó en los burdeles arrastradas por historias "más o menos penosas", o por el simple mandato de las normas de unos momentos de la vida de aquella España franquista y machista donde las mujeres estaban educadas desde sus inicios a tener poco que decir y nada que ofrecer aparte de sus encantos.

Todo comienza cuando Hortensia Romero Vallejo, 'La Legionaria', es invitada al II Congreso Mundo de Mujeres para dar una ponencia y defender su trabajo y su opción sexual. Legionaria desarrolla en este encuentro directo con el público todo eso que la vida le enseñó, y casi todas aquellas cosas que nunca deberían repetirse por el simple hecho de ser mujer.

Fernando Quiñones escribe un texto "divertidísimo, desgarrador, emocionante"; un viaje por Andalucía con los cinco sentidos, y en el que aparecen de nuevo los recuerdos malagueños del personaje; los sevillanos; Cádiz siempre en la memoria, los recuerdos infantiles, las vecinas, los testigos de una vida llena de risas y lagrimas, la difícil vida de una mujer de la época en busca de un soplo de libertad, las compañeras de trabajo Manolita 'La verde', La Quiti, La Paqui, una galería de mujeres que terminó en los burdeles arrastradas por historias mas o menos penosas, o por el simple mandato de las normas de unos momentos de la vida de aquella España franquista y machista donde las mujeres estaban educadas desde sus inicios a tener poco que decir y nada que ofrecer aparte de sus encantos.

El personaje es entonces arrastrado por el amor y por la incomprensión de los años que le tocó vivir termina siendo una gran conocedora de los hombres y de todas sus debilidades y miserias, de sus fracasos en sus perfectas vidas de hombres casados y cansados de estarlo, hasta convertirse en una psicóloga sin titulo ni estudios académicos pero licenciada por la vida y por tantos años de escuchar los problemas personales de estas personas que necesitan acudir a este tipo de lugares y no siempre a mantener desahogos sexuales, sino emocionales, conversaciones que a veces, muchas, pasan a un primer plano dejando atrás el asunto primordial por el que acudieron esos hombres a los burdeles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios