Miami apuesta por la diversión y lo iberoamericano

  • El festival proyectará hasta el 11 de marzo más de 100 películas de 35 países e incorpora nuevas secciones

Una selección del mejor cine iberoamericano y las aventuras de un mariachi gringo darán color hasta el 11 de marzo al Festival Internacional de Cine de Miami (MIFF), que vuelve en su 29ª edición con llamativas secciones y competiciones y la diversión de sus diversas galas.

"Este años contamos con una formidable selección de cintas iberoamericanas", explicó ayer el director del festival, Jaie Laplante, sobre un programa con más de un centenar de películas de 35 países y que se espera que atraiga a más de 70.000 personas.

El programa de este año imprime a esta cita cinematográfica, una de las más personales del mundo del cine, un atractivo extra con el incremento del número de estrenos, premios y categorías, y divertidas galas, como la de ayer, que recreó un gran bar clandestino en los tiempos de la ley seca.

La fiesta de inauguración de anoche tuvo como cinta protagonista y estreno mundial Mariachi Gringo, de Tom Gustaffson, que narra las peripecias de un gringo enamorado de la música mariachi y su cultura.

Tras la proyección, la fiesta mariachi dio paso en el edificio histórico Alfred I. Dupont a los placeres prohibidos de un bar clandestino como los pintados durante la llamada ley seca, con músicos de jazz y bailarinas.

La diversión continuará con la esperada cinta Juan de los muertos, la primera película de zombis hecha en Cuba, dirigida por Alejandro Brugués, una irreverente comedia que se ríe de muchas realidades de la isla.

Uno de los ejes de esta cita lo constituye la sección Knight Ibero-american Competition, que reunirá 11 películas que sustancian lo mejor del cine en español y portugués más reciente.

Entre ellas, Bonsái, del cineasta chileno Cristian Jiménez; El gato desaparece, del argentino Carlos Sarín; Sangue do meu sangue, del portugués Joao Canijo; Madrid, 1987, del español David Trueba, y Zoológico del también chileno Rodrigo Marín.

El cineasta español Benito Zambrano presentará en esta sección La voz dormida, que se proyectará por primera vez en EEUU, y el chileno Andrés Wood, Violeta se fue a los cielos, un poético retrato de una de las artista clave de la música popular chilena, Violeta Parra.

"Estoy muy feliz de tener filmes como La voz dormida o Madrid, 1987 en competición y nuevos filmes como El sexo de los ángeles", películas españolas "asombrosas" que competirán en la citada sección por un premio de 55.000 dólares, agregó Laplante, quien destacó la "enorme sinergia y conexión del festival con España".

Una interesante apuesta es la nueva competición de documentales, entre los que destacan Al Weiwei: Never Sorry, de Alison Klayman, que ahonda en la vida del artista y disidente chino Ai Weiwei; o Calvet, de Dominic Allan, sobre la sorprendente peripecia vital del pintor francés Jean Marc Calvet.

Otros estrenos programados son los de El diario de Preston Plummer, del estadounidense Sean Ackerman; Darling Companion, del estadounidense Lawrence Kasdan, y The Deep Blue Sea, del británico Terence Davies.

En el concurso Lexus Ibero-american Opera Prima Competition se estrenarán otras seis cintas iberoamericanas. Se trata de 180 segundos, del cubano Alexander Giraldo; Las acacias, del argentino Pablo Gorgelli; Distancia, del guatemalteco Sergio Ramírez; Vaquero, del argentino Juan Minujín; El estudiante, del argentino Santiago Mitre, y Sin palabras, de la española Ana Sofía Osorio y el colombiano Diego Bustamante.

Los amantes del séptimo arte disfrutarán también del tributo que rendirá el festival al veterano actor italo-estadounidense Rober Loggia, candidato al Oscar por su participación en Jagged Edge.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios