El genio de Miguel Ángel revive en Roma en su 450 aniversario

Los Museos Capitolinos de Roma presentaron ayer una exposición en la que se recoge una importante sinopsis de la vida y obra del renacentista italiano Miguel Ángel y su huella, presente incluso en la sede de esta muestra, la plaza romana del Campidoglio, diseñada por él mismo.

Escultura, pintura, arquitectura y poesía están presentes en esta exposición compuesta por 156 obras, entre las que más de 70 son del propio Miguel Ángel, con las que se sintetiza el genio de un artista y la evolución humana de un hombre que marcó el devenir de la historia del arte, 450 años después de su muerte.

"Esta exposición es un camino biográfico pero sobre todo interior, espiritual, de Miguel Ángel, constituye todo un arco de su larga vida que duró hasta los 89 años", dijo Cristina Acidini, comisaria de la muestra.

Una réplica de una de sus obras más emblemáticas, el David, preside majestuosa la entrada a este recorrido que cuenta con otros originales de "el Divino" nunca antes vistos juntos como el Cristo de la Minerva, el Bruto, la Virgen de la Escalera o el Crucifijo Gallino.

La exposición está dividida en nueve secciones y se expande a lo largo de tres pisos del Museo, si bien su comisaria la dividiría en dos secciones. "Por un lado tenemos sus inicios en Florencia, una etapa marcadamente neoplatónica, y por otra su llegada a Roma, en la que tanto su vida como su obra adquieren una nueva dimensión", afirmó Cidini. Una dialéctica que también se refleja en la vida y la muerte, la oscuridad y la luz o la dualidad entre el cuerpo y el alma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios