Miguel Ríos recibirá el Premio 'Backstage de Oro' de los Promotores

  • La APM quiere reconocer el papel del músico granadino como empresario y promotor

Miguel Ríos ha sido galardonado con el primer Backstage de Oro de la Asociación de Promotores Musicales. Es el reconocimiento del sector al músico granadino por su trabajo como empresario y por su aportación al desarrollo de la música en vivo en este país; un premio que nace precisamente en Granada en coincidencia con la celebración de la séptima asamblea anual de los promotores.

El premio a Miguel Ríos, que se entregará al artista el próximo mes de marzo, supone el cierre de tres días de intenso debate por parte de los cerca de cuarenta promotores que han participado en el encuentro organizado en la ciudad como representantes de más del 80 por ciento de los profesionales que trabajan en el sector en España. En todos los casos se trata de promotores con más de 30 años de experiencia y una consolidada trayectoria profesional.

En la Asamblea de 2008, que se ha desarrollado de miércoles a viernes, son tres los ejes que han sostenido el debate y que definen el llamado Libro verde de la Promoción de Conciertos de Música Moderna: una invitación al diálogo político, una invitación al diálogo social y una invitación a la profesionalización del sector. Entre las actuaciones concretas que marcarán el futuro de la música en vivo, los representantes de la APM destacan cuestiones "clave" como la "armonización de la liquidación de los derechos de autor a nivel comunitario", la negociación de la rebaja en el IVA o el establecimiento de planes conjuntos con las administraciones públicas para promocionar nuevos valores, formar a los músicos, favorecer la construcción de nuevas salas y consensuar las políticas de subvención, ya que estiman que los ayuntamientos organizan hasta el 27 por ciento de los conciertos. Al mismo tiempo, uno de los frentes que se considera esencial para el futuro del sector es fomentar los acuerdos sectoriales con las entidades de gestión involucradas, sobre todo, la SGAE.

Y, en la base de todo el debate, de todos sus retos y propuestas, se halla una cuestión esencial: profesionalizar el sector "mediante la adopción de medidas que aseguren la capacitación y solvencia de toda empresa que desee dedicarse a la promoción de eventos musicales en vivo".

Hoy, los conciertos y los festivales son mucho más que música y es justamente "el interés político y social" que suscitan lo que justifica que sean profesionales quienes aseguren el futuro de un sector tan vital para la economía, la cultura y la imagen de cualquier ciudad. La aprobación de la Ley de la Música, para la que ya hay consensuado un borrador, será uno de los temas que determinarán la actualidad en los próximos meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios