Miguel Ríos inicia en julio su gira de despedida de los escenarios

  • Músicos como Serrat, Sabina o Amaral participarán en un disco homenaje al rockero granadino, que asegura que no se ve "pegando saltos con casi 70 años"

Comentarios 1

El "viejo rockero" granadino Miguel Ríos iniciará este verano una gira de dos años con la que dirá adiós a muchos kilómetros de carreteras recorridos a lo largo de medio siglo de carrera, aunque en el anuncio de su despedida dejó claro que seguirá actuando en conciertos benéficos para "los sin voz".

El músico dará inicio a su última gira por España y Latinoamérica el próximo 11 de julio, fecha en la que protagonizará el concierto Miguel Ríos y sus amigos de la cuarta edición de Músicos en la Naturaleza, que se celebra cada verano en el paraje natural de la sierra de Gredos. Ríos, quien se despidió leyendo unas palabras escritas por él para la ocasión, recordó que "lo normal es que te despidan" de los escenarios, "que mueras en la carretera, o como Antonio Vega, que mueras en la cama a una edad intempestiva e inmerecida", no que uno se retire voluntariamente.

"He tenido la suerte de poder elegir el momento justo para decirle adiós a la carretera y al público que me ha traído hasta aquí, a las puertas de mis 65 años", subrayó el cantante, quien consideró que, después de casi cincuenta años de oficio, se ha mantenido "con un nivel aceptable de creatividad en una forma vocal y física para muchos estimable".

Con su última gira, el viejo rockero pretende "agradecer en persona" a sus seguidores su apoyo "con las canciones que han jalonado nuestras vidas", en una despedida "alegre y participativa" en la que contará con la colaboración de muchos compañeros de oficio.

Ríos consideró que su despedida es "lógica", y relató que con Memorias de la carretera iniciarán una larga gira de dos años con tres tipos de concierto: uno eléctrico, otro acústico y otro al estilo Big Band, tanto en España como en América Latina, en los que se tocará "lo más extenso de mi repertorio".

"Cuando quisiera empezar otra nueva gira sería demasiado tarde, porque pegar saltos con más de 70 años puede ser tan cachondo para algunos como irreal para mí", indicó el cantante, quien aseguró que su decisión está avalada por una antigua frase de su madre en la que le pedía que no se hiciese viejo en un escenario.

Se reconoció "contento y tranquilo" ya que -dijo- al final de su carretera "siempre habrá una sociedad civil que suele reclamarme para que cante en conciertos solidarios y en actos para los más desfavorecidos, para los sin voz", actividades -aseguró- "a las que me dedicaré en el futuro".

De esta forma, pretende devolverle a la sociedad "parte de lo que me ha dado", además de contribuir a "matar el gusanillo" de la música que a buen seguro tendrá.

La música también le quiere rendir un homenaje y el próximo 2 de junio se editará Bienvenidos, un tributo a su obra en el que artistas como Serrat, Sabina, Amaral, Bunbury, Quique González, Secretos, Chambao, Rosendo o Ana Belén se atreverán con clásicos del rockero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios