Mirándome los zapatos

Cruzamos Norteamérica de Oeste a Este para encontrar la primera sensación del 2009. Con un nombre que ya es en sí toda una declaración, estos neoyorquinos enamorados de la música escocesa saben hacer buenas canciones. ¿En qué onda? Pues en la del pop azucarado revestido de feedback, es decir, cosecha C-86, querencia Smiths, My Bloody Valentine o Jesús & Mary Chain. ¿Qué eso está pasado de moda? Cuando te enteras de que son de Brooklyn y ves a la chica de rasgos orientales que ponen en las fotos de promoción empiezas a pensar si no será el próximo revival.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios