La Moneta se hace grande y definitiva en el escenario

Comentarios 0

Definitivamente se ha hecho adulta. La menuda bailaora que ganó en el Festival de las Minas de la Unión ha crecido en los escenarios hasta convertirse en toda una mujer. Y en una bailaora con el mundo a sus pies. Este miércoles estrena en el Festival de Otoño el espectáculo más ambicioso de los últimos años en la ciudad, De entre la luna y los hombres. Un presupuesto cercano a los 90.000 euros, dirección escénica a cargo de Hansel Cereza, uno de los fundadores de La Fura dels Baus y que coreografía los espectáculos del Circo del Sol, el cante de Eva Durán, acompañante, entre otros, de Manolo Sanlúcar y que ha cantado incluso en una opereta de Mauricio Sotelo, textos poéticos de Ángeles Mora y Teresa Gómez... Y en medio de esta gran producción, una bailaora menuda pero rotunda en el escenario. A sus 23 años ha conseguido las dos grandes metas de cualquier bailaora de Granada: actuar en el Generalife dentro del Festival de Música y Danza y tener un espectáculo a su medida. Como el clásico 'plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo' pero en versión flamenca.

De entre la luna y los hombres parte de un guión previo del productor Raúl Comba que "entra en el interior de la mujer y en su variedad de sensaciones, de colores, de angustias", explica la bailaora del Zaidín. La obra habla también de la relación de las mujeres con los hombres, "con una transversal erótica" muy importante. "Establecemos la diferencia entre la mujer autosuficiente que ha luchado por conseguir sus sueños y la que no ha podido por miedos o por otras circunstancias", explica La Moneta, que pone el acento en el carácter poético de la obra, "sin brusquedades".

Y lejos del dramatismo desmedido y las expresiones faciales 'de cine mudo' de la mayoría de bailaores cuando se enfrentan a una dramaturgia, La Moneta ha intentado buscar la contención. "Los flamencos solemos ser muy exagerados, pero Hansel Cereza tenía muy claro cómo debía abordar estas escenas", dice la bailaora. "Hay pinceladas de interpretación, pero tengo muy claro que soy bailaora y que lo que quiero expresar y sentir tengo que hacerlo a través del baile".

Respecto al respaldo de una institución de la escena como Hansel Cereza, el productor de la obra, Raúl Comba, destaca que contar con él era en principio "inviable económicamente" por los presupuestos que se manejan en el flamenco. "No le importaba el dinero porque venía de trabajar en las Vegas con el Circo del Sol, estudió el guión y acudió a ver una actuación de La Moneta". ¿El resultado? Amor a primera vista, implicación personal y la aportación de los responsables de la iluminación, de la escenografía, del sonido... El resto, además del cante ininterrumpido de Eva Durán y las versos de Ángeles Mora y Teresa Gómez "de alto contenido erótico", son cerca de una hora y media con La Moneta en las tablas. Y en vez de las 'fatiguitas' de los flamencos antiguos, De entre la luna y los hombres habla de "las angustias de tipo vital que plantea la vida moderna, que también son fatigas", resume Comba.

Etiquetas

más noticias de ACTUAL Ir a la sección Actual »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios