iniciativa cultural Los creadores se unen para mostrar sus obras

Un Monmartre en la Costa Tropical

  • Almuñécar se convierte en la "ciudad de los artistas"

A mediados del siglo XIX, artistas como Johan Jongkind y Camille Pisarro comenzaron a habitar en el distrito parisino de Montmartre. Cincuenta años después, el barrio se convirtió -junto a su contrapartida en la orilla izquierda, Montparnasse-, en el principal centro artístico de París. Picasso, Modigliani, Van Gogh, Matisse, Renoir, Degas o Toulouse-Lautrec trabajaron y crearon sus obras.

Como dice la canción de Aznavour La Bohème, poco queda ya de aquel Montmartre bohemio, que se ha convertido simplemente en un reclamo para turistas. Sin embargo, su espíritu saltó a la fama mundial para siempre, de manera que en otros lugares del mundo han querido repetir la hazaña. Salvando las distancias, en Almuñécar algo se está moviendo desde hace algunos meses. Existe un movimiento cultural llamado Artex, que aglutina a unos 60 artistas de diversas disciplinas y nacionalidades. De ahí nació el paseo de los artistas.

Una mañana de domingo en la que brilla el sol tiene aún más color desde que se celebra este punto de encuentro en El Altillo. Pintores, escultores, músicos, poetas, fotógrafos o escritores se han puesto de acuerdo para mostrar sus obras al aire libre. Y todo a apenas unos metros del mar, lo que agradecen vecinos y turistas, que curiosean y bailan al son de la banda de la asociación, que ayer ofreció un concierto gratuito y animó el paseo.

Francid L. R., el presidente de Artex, cree que esta iniciativa tiene más parecido con otros paseos de artistas que se celebran actualmente en lugares como Miami u otras ciudades de sudamérica. El clima es uno de los puntos en común, ya que permite exponer las obras e invita a la participación.

Esta última, en cuanto a público, es fiel, ya que cada domingo, de 10 a 14 horas, muchas personas se acercan para disfrutar del arte o pasar el rato, mientras que en facebook está arrasando, de forma que otras ciudades quieren extrapolar la idea.

En lo que respecta a los artistas, una veintena de ellos, que pertenecen o no a la asociación, prefiere pasar la mañana de domingo con sus cuadros, libros o instrumentos en esta muestra continua que cada semana va a más. "Cada vez se van sumando más participantes y es que el único requisito es que traigan sus obras originales (que no pueden ser artesanía, porque esto no es un mercadillo) y si las quieren vender bien y si no, pueden exponerlas", explica Francid. No necesitan ningún permiso, ni aviso, tan sólo tienen que acudir, sin más.

Otro de sus denominadores comunes es que sus actividades son complemente gratuitas. Desde su constitución han realizado 19 eventos, sin ánimo de lucro. "La mayoría vivimos de otra cosa", comenta Francid, de ahí que no persigan intereses económicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios