Morente y Lagartija Nick reúnen a 6.000 personas en la Avenida de Mayo

  • El cantaor granadino y la banda de rock se convirtieron en la velada estelar de la Primera Bienal de Flamenco que se celebra en Buenos Aires con la puesta en escena del disco de 1996 'Omega'

La I Bienal de Flamenco de Argentina concluyó ayer en Buenos Aires con un simbólico 'abrazo' entre el flamenco y el tango, en un espectáculo encabezado por la estrella de la convocatoria, el cantaor granadino Enrique Morente, arropado por reconocidos músicos porteños.

Durante una semana, miles de personas han abarrotado los teatros, bares y locales de Buenos Aires donde se han desarrollado las actividades de esta Primera Bienal, que ha incluido exposiciones, debates, talleres, danza, presentaciones de libros y conciertos.

Enrique Morente ha sido, sin duda, el protagonista de esta fiesta flamenca, que la noche del sábado reunió a más de 6.000 personas en un concierto gratuito celebrado en la emblemática Avenida de Mayo, la más española de las calles porteñas.

Acompañado de los rockeros granadinos Lagartija Nick, Morente ofreció una vez más una demostración de su buen hacer con la presentación en Buenos Aires de su disco Omega, una extraordinaria combinación de flamenco y rock sobre letras de Federico García Lorca y Leonard Cohen.

La fiesta, que se prolongó hasta bien entrada la noche, fue uno de los platos fuertes de la programación de la Bienal, que se cerró ayer con un concierto en el teatro Alvear en el que los amantes del flamenco pudieron ver a un Morente más íntimo y recogido, acompañado por algunos de los grandes maestros del tango, como Cristian Zárate, Leo Sujatovich, Julián Vat y Horacio Ferrer.

La cita argentina le ha dado la oportunidad al cantaor español de acercarse de nuevo al tango, uno de los géneros que más le atraen, según confesó esta semana en una entrevista con Efe en la que dejó abierta la puerta a la posibilidad de hacer un trabajo basado en una mezcla de tango-flamenco.

En Buenos Aires, Morente visitó el legendario hotel Castelar, donde se hospedó el poeta Federico García Lorca en su estancia en la ciudad, y la casa donde murió el músico español Manuel de Falla.

Además, presentó dos libros sobre su vida y su carrera, escritos por Miguel Mora y Balbino Gutiérrez, y tres de sus discos que hasta ahora no se habían editado en Argentina.

La Bienal también ha traído a los aficionados argentinos grandes figuras de los tablaos españoles, como las bailaoras Belén Maya, Rocío Molina y Merche Esmeralda, que presentaron su espectáculo Mujeres tras su triunfo en París y en la última bienal de Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios