Muere Ataúlfo Barroso, primer traductor de García Lorca al caló

  • El cantaor, poeta e inclasificable personaje del Albaicín será enterrado hoy a las 11.00 horas

El polifacético cantaor, traductor y artista flamenco Ataúlfo Barroso Jiménez (Granada, 1932) falleció el sábado. Fue un personaje inolvidable. Hace 30 años cayó en la cuenta de que uno de los libros más universales de Lorca, el Romancero gitano, estaba traducido a todos los idiomas menos al de los propios gitanos. No lo dudó y armado con diccionarios y mucha paciencia preparó una versión que él mismo recitaba para estupefacción de extraños y diversión de amigos. Ataúlfo Granada, que era su nombre artístico, logró una insólita popularidad en los años ochenta como maestro traductor de una pieza mayor de la literatura a una lengua enigmática. Ataúlfo se educó en las Escuelas del Ave María y llegó hasta el séptimo curso. "Fue una vida muy amarga, con el Auxilio Social", recordaba en la última entrevista publicada el 15 de febrero pasado en este periódico.

Como la familia necesitaba ingresos económicos abandonó los estudios y se hizo pintor decorador. Pero su biografía aún tenía pendiente numerosos capítulos. Sus vínculos con los ambientes gitanos del Sacromonte le abrieron la puerta al arte flamenco. Ataúlfo, casado con una gitana, Trinidad Heredia Maya, fue director artístico de Jardines Neptuno, formó parte de la compañía de Mariquilla y descubrió a Merche Esmeralda. "Luego" recordaba en la entrevista, "trabajé en Jardines Alberto, Rey Chico, salté a Madrid y me fui con Mariquilla al extranjero. Al regresar entré en Torres Bermejas con figuras como Manolete, Faíco, Mario Maya". Pero sobre todo Ataúlfo fue un personaje inolvidable, asiduo a los círculos culturales.

El acto fúnebre se celebra esta mañana a las 11.00 en el cementerio de San José.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios