Música y poesía para un aniversario

  • El concierto rinde homenaje a los 80 años de la muerte del poeta. El Coro RTVE se muestra brillante bajo la batuta de Javier Corcuera.

Uno de los mejores amigos de un Federico García Lorca niño fue el piano. De media cola, el de la Huerta de San Vicente. Un Bernareggi de pared, lacado en negro y con dos candelabros de bronce, el de la casa de Fuente Vaqueros. Una de las fotos más tiernas del poeta es con su hermana Isabel en brazos, leyendo una partitura. Federico García Lorca fue músico antes que poeta. Y lo hizo de maravilla. Por eso conciertos como el de anoche, a cargo del Coro de RTVE son todo un acierto.

Bajo el título Canto a Lorca cuatro compositores pusieron música a palabras escritas por el poeta arraigadas en la memoria de todos. '¡Ay qué trabajo me cuesta/ quererte como te quiero!/ Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero´. O ese famoso ´Arbolé, arbolé/ seco y verdé./ La niña del bello rostro está cogiendo aceituna. El viento, galán de torres, la prende por la cintura'.

El concierto, celebrado en el Centro Lorca de la Romanilla repasó las Canciones (1921-1924), el Poema del cante jondo y el Romancero gitano (1924-1927) con la famosa elegía Muerte de Antoñito el Camborio.

Para demostrar una vez más la universalidad del poeta, pusieron música a su obra el español Manuel Oltra y tres compositores más procedentes de Finlandia, Argentina e Italia. Pianista, director y compositor valenciano, Manuel Oltra ha escrito para todo tipo de formaciones instrumentales y vocales. Por su parte, el finlandés Einojuhani Rautavaara (1928) es una de las principales figuras actuales de la música de su país. Ha compuesto seis óperas, ocho sinfonías, diez conciertos, y numerosas obras de cámara y vocales. El argentino Dante Andreo es un destacado intérprete de música vocal y autor de un amplio número de obras corales, donde incluye poemas de Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti o García Lorca.

El italiano Mario Castelnuovo-Tedesco (1895-1968) y Andrés Segovia se conocieron en el Festival de Música de Venecia de 1932. Desde el primer momento iniciaron una fructífera relación artística y personal. La guitarra cobró gran protagonismo en la obra compositiva del italiano en conciertos, piezas de cámara y obras vocales, como es el caso de su Romancero gitano, op. 152, que escuchamos anoche, escrita para coro mixto. Fue un acierto del Festival de Música, rendir homenaje al 80 aniversario de la muerte de García Lorca.

A las magníficas voces del Coro de RTVE bajo la acertada batuta de Javier Corcuera, se unió la guitarra de Miguel Trápaga, nacido en Cantabria en 1967 y profesor de guitarra del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. El solista imparte con asiduidad cursos de perfeccionamiento en España y en el extranjero y ha ofrecido conciertos en los Auditorios Alfredo Kraus de Las Palmas, el Teatro de la Zarzuela y el Auditorio de Zaragoza, entre otras salas de prestigio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios