La NASA 'aluniza' en Madrid

  • Una exposición recorre la "carrera espacial" disputada entre los americanos y los soviéticos en más de 2.500 metros cuadrados, que permite al visitante ver las naves espaciales a tamaño natural

La exposición de la NASA La aventura del espacio, que podrá verse en Madrid, exhibe una rueda del último transbordador Atlantis, que cerró la 'era shuttle' el pasado mes de julio, así como una reproducción exacta del aeroplano, o más de "300 piezas originales" de la carrera espacial emprendida por la agencia espacial norteamericana.

El asesor científico de la exposición, Carlos González, asegura que la muestra recoge piezas reales "de todas las partes del mundo" y unas maquetas "increíbles que reflejan la realidad al cien por cien" en los casos en los que no se ha podido traer la pieza real.

Con esta muestra la NASA trae en forma didáctica a Madrid la "carrera espacial" disputada entre los americanos y los soviéticos en más de 2.500 metros cuadrados, que permite al visitante ver las naves espaciales a tamaño natural, simuladores, comida deshidratada, pañales y trajes empleados por los astronautas.

Al llegar al recinto, por ejemplo, los visitantes pasarán a través de las puertas metálicas hacia una réplica de la entrada del Apollo 17 -última misión tripulada a la Luna 1972- que, desde la torre de lanzamiento, conduce a la parte superior del vehículo espacial, de 110 metros, en donde comienza la exposición. A través de pantallas LCD, se podrá seguir la historia de los inicios de la carrera espacial, la historia y los intereses políticos que han rodeado algunas misiones. Además, proporcionan información sobre los objetos que los visitantes tienen delante y el momento histórico al que pertenece.

En La aventura del espacio también hay lugar para los escritores Julio Verne y H.G. Wells. El público puede captar la similitud entre la obra de Verne, De la Tierra a la Luna y el programa lunar real que tuvo lugar casi cien años después. Se muestran naves espaciales e ilustraciones enigmáticas de sus libros y los pasajes escritos pronostican su capacidad visionaria, ya que la ciencia ficción resultó ser una realidad científica.

La visita termina en la sala que llevará el nombre de El espacio y más allá, en la que el público se da un paso hacia el futuro de la exploración espacial, cuáles son los planes de NASA, ESA y otras agencias internacionales. Las muestras menciona proyectos de las 'colonias espaciales de 2001', que han resultado ser extravagantes y descabelladas, y analizan cómo y por qué tales ideas parecían razonables cuando se propusieron. La galería también ofrece una mirada poco común a los proyectos de misiones que se planearon, pero que no se llevaron a cabo completamente, como las 'perdidas' misiones lunares del Apollo 18-20, y los proyectos espaciales de Estados Unidos: X-20 Dyna Soar y Laboratorio Orbital Tripulado (MOL), desclasificados y poco conocidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios