"Necesitamos incorporar a nuestras propuestas un componente de riesgo"

  • La banda catalana propone esta noche un nuevo pulso a su 'Vivalaguerra' en la sala El Tren. Esta vez prometen no colarse entre el público para cantar, aunque alertan de que no va con ellos decir "que no"

En diez años de vida, Standstill ha experimentado algo que casi se podría denominar como metamorfosis. Si empezaron oscuros, en inglés y hardcore, ahora su música se ha llenado de luz y de instrumentos, cantan en español y tienen cabida tanto en los círculos más rockeros como en los indies. En Vivalaguerra, su último trabajo, van a la carga con todo cuanto está a su alrededor y, sin escatimar disparos, se encuentran ahora con uno de los discos que más ha dado que hablar en los últimos meses. Esta noche estarán en directo en la sala El Tren con Zahara como artista invitada, y anuncian sorpresas.

-El público granadino aún recuerda la peculiar puesta en escena de '1,2,3...', el montaje con el que vinieron hace casi un año a la sala El Tren. ¿Cómo esperan sorprender esta noche?

-Para la presentación de Vivalaguerra preparamos dos formatos diferentes de directo. Ese 1,2,3... es un espectáculo con el que intentamos jugar y abrir un poco los límites de un concierto de rock; es una experiencia divertida y creo que bastante agradecida. El otro es el formato clásico, que es lo que haremos esta vez, y que obviamente también está muy bien, porque es a lo que estamos acostumbrados y todo el mundo ya sabe lo que tiene que hacer. También nos permite, en este caso, tocar temas más antiguos y no centrarnos tan sólo en Vivalaguerra.

-'Vivalaguerra' lleva ya bastante tiempo en la carretera. ¿Cómo han vivido la evolución de un disco que vino a dar un giro tan contundente en su trayectoria?

-Creo que tenemos en nuestro adn algo que hace que seamos incapaces de repetirnos y necesitemos incorporar siempre en nuestras propuestas un componente de riesgo. Con Vivalaguerra hemos recibido una respuesta inmejorable por parte de la crítica y, sobre todo, por parte de la reacción espontánea de la gente, que al final es lo que nos llena más.

-Es cierto que este 'Vivalaguerra' ha abierto al grupo a públicos que, en un principio, no tenían mucho que ver con Standstill...

-La verdad es que nos hemos dejado el alma en este disco. Ha costado muchísimo trabajo a nivel artístico y, además, tuvimos que montar nuestro propio sello (Buena Suerte) para sacarlo, con todo lo que eso conlleva. Yo creo que lo que hacemos es difícil de etiquetar musicalmente, y eso ha hecho que gente muy muy diferente se acerque a nosotros. Eso nos gusta, es una buena señal, y quiere decir que no hablamos ni representamos cosas que pecan de superficiales, que es una enfermedad que hoy en día, por desgracia, es bastante común.

-Lo que sí es verdad es que les ha salido un disco lleno de frases contundentes tipo "romper un silencio así no tiene perdón" que sus seguidores acaban recitando casi como una oracióný ¿Hay detrás algún poder hipnótico secreto?

-No podemos explicar el secreto... No, en serio, simplemente son frases ambiguas y sugerentes puestas ahí para que cada uno pueda llevarlas a su terreno y sacar sus conclusiones. Es que cuando una frase me gusta, la repito, y mucho.

-¿Qué se creen y qué no se creen de todo lo que ha dicho la crítica en todo este tiempo de Standstill?

-Tomarte muy en serio las cosas buenas ( o las malas) que digan de ti, es perder el norte. Es evidente que cuando dicen cosas buenas te sientes recompensado de alguna forma, pero hay que guardar siempre una distancia y relativizarlo.

-En un momento tan antibelicista, ¿sacar un disco titulado 'Vivalaguerra' no es jugársela?

-La guerra a la que hace referencia el título no tiene nada que ver con bombas, es más bien una guerra en el plano personal e incluso íntimo, que es inherente al hombre desde que tiene que ganarse el pan y lidiar como puede con los demás para repartírselo.

-Empezaron como 'hardcore' y ahora tienen arreglos casi orquestales. ¿El paso de los años ayuda a que los músicos se tranquilicen en sus formas?

-La evolución ha sido constante desde que empezamos como consecuencia de que somos bastante inquietos y de que siempre hacemos lo que nos sale. Desde dentro es todo muy natural, y a veces genera más confusión fuera que dentro de la banda. Yo creo que más que tranquilizarnos lo que sucede, al menos a nosotros, es que nos abrimos más. No hay que decir que no a nada a priori, de todo se puede aprender y sacar algo.

-Cantar en español parece que no pone freno a su aventura en el extranjero. ¿Cómo están viviendo esta expansión?

-Lo cierto es que con el cambio de idioma se nos están abriendo más puertas en América que en Europa. En Europa han salido todos nuestros discos con un sello alemán y gracias a ello hemos giras muchísimas veces... pero ahora tenemos la vista puesta en México, Argentina y Estados Unidos.

-¿Tienen ya definido lo que se podrá escuchar en su próximo disco?

-Es demasiado pronto para responder para saberlo. Se está gestando algo, pero sería demasiado atrevido hablar de ello tan pronto.

-Se ha hablado mucho de un proyecto en común con Zahara, con la que esta noche comparten escenario...

-Quizás haya alguna colaboración en su próximo disco, pero en cualquier caso no tendrá nada que ver con Standstill. Es una gran cantante y le deseamos mucha suerte en su proyecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios