Niño Josele vuelve al flamenco con Paco de Lucía

  • El guitarrista presenta su nuevo disco, 'El mar de mi ventana'

Juan José Heredia Niño Josele actuó por primera vez con solo 8 años. Ahora que tiene 38, casi tantos como guitarras, nuevo disco, El mar de mi ventana, y una carrera en la que lo mismo se codea con Paco de Lucía como con Phil Woods o Chick Corea, "lo único" que sabe es que tiene que seguir aprendiendo. Niño Josele, que debe su nombre artístico a que es el hijo del cantaor y guitarrista almeriense Josele, está encantado con su vuelta en este disco, que sale a la calle el 5 de junio, al flamenco: "ha sido como los cantes de ida y vuelta", bromea en referencia a sus últimos trabajos en el jazz al lado de Woods, Corea, Carles Benavent o Chano Domínguez.

Su séptimo trabajo, que ha querido presentar en los jardines del Museo Sorolla porque ahí está "el mar y la ventana" del pintor, "su paraíso, lo concibió en San José (Almería), viendo el agua, "sintiendo su paz", desde su habitación, sin saber muy bien qué iba a salir. "La música es el mar, es inmenso, y allí dan todos los manantiales, los ríos. Su misterio es el que tienes que descubrir. No tenía premeditado nada, pero algo llevaba dándome vueltas a la cabeza, al oído y esto ha salido", resume el guitarrista.

Y luego, cuando ya habían salido de sus dedos la soleá que dedica "al maestro Morente", la bulería para "el maestro Corea", los tangos, las rumbas y hasta una minera, pensó en sus "maestros-amigos" para que le acompañaran en el camino.

Paco de Lucía se acompasa en la rumba Caribeña, Tomatito en la bulería A mi compadre Antonio, Duquende pone la voz en la bulería Dulce canastera, en la que colabora también Carles Benavent en el bajo eléctrico, y los tres hijos de Enrique Morente, José Enrique, Soleá y Estrella hacen los tangos Granada enamora. "Esta vez tenía muchas ganas de voces -explica- y por eso he querido que estuvieran Cherokee (Antonio y Rafael de los Reyes), el mejor coro de hombres flamenco que hay ahora, Duquende, que ha hecho algo muy especial y los Morente, que hacen un homenaje a su padre muy pero que muy grande", detalla.

Cree que de este CD, "el de la suerte", quedará en la memoria de quien lo escuche "la madurez" de su toque, de una técnica que se ha ido nutriendo de sus experiencias en otras músicas. "Las armonías en este disco no son las habituales. Es otra forma de componer y tiene un toque muy melódico. Es una guitarra 'abierta' como un piano, con muchas cosas aprendidas del disco que hice con Fernando Trueba, Española (2009)", en el que la música se grabó sin edición, explica. Con el poderío que da su experiencia de tantos años en los escenarios, de que con solo 17 años ya acompañaba a Enrique Morente o de que sus dedos "investigadores" se saben casi todos los secretos de las armonías de Bill Evans, Niño Josele cree que "alguna autoridad tiene" para decir que "escuchar jazz no quita la pureza" del flamenco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios