Noche de madurez

  • Carmen Morales, Antonio Hortelano, Ana Polvorosa, Leandro Rivera, Guillermo Ortega y Antonio Albella protagonizan la obra escrita por Diosdado hace 40 años

La madurez alcanzada irremediablemente en una noche por un grupo de seis jóvenes del Madrid de los años setenta es el punto de partida de Olvida los tambores, la primera obra teatral que escribió Ana Diosdado hace 37 años y que mañana llega a Granada con la misma vigencia de entonces.

Mucho más allá de edades o de cambio en la forma de vestir, Olvida los tambores plantea cómo las emociones, las vivencias fuertes y las personas de alrededor son las que nos hacen madurar.

Dirigida por Víctor Conde, cuenta con un plantel de actores formado por Carmen Morales, Antonio Hortelano -de la serie Compañeros-, Ana Polvorosa -la hija de la serie Aída-, Leandro Rivera -de Siete vidas-, Guillermo Ortega -de Aquí no hay quien viva-y Antonio Albella -ex miembro de Locomía-, una apuesta segura de éxito que les hará repetir la próxima temporada en La Latina de Madrid.

La obra parte de la historia entre Alicia (Polvorosa) y Tony (Hortelano), una pareja joven que vive su amor de manera libre y sin hacer concesiones a la rutina. Tony forma junto a su amigo Pepe (Rivera) un grupo musical que lucha por encontrar su sitio en el mercado. Un día aparece en casa de Alicia su hermana mayor, Pili (Morales), quién acaba de separase de su marido, cansada al parecer de la rutina y el tedio diario de su matrimonio.

Como explica Albella, "cuenta el paso de la juventud a la madurez al que llega todo ser humano", con la particularidad de que el grupo lo hace durante una cena, "por algo muy grave que ocurre entre las dos hermanas y que se extiende al resto de los amigos cambiando sus vidas para siempre". "Sus frustraciones, ilusiones, sueños y realidades cambiarán a partir de la escena en la que se desarrolla la función".

Todos representan un estereotipo de la sociedad de la época: "Polvorosa es la hermana hippy, que vive una relación libre con su pareja; Morales es la conservadora; su marido es el personaje que cumple las reglas a rajatabla; otro de ellos es el que quita hierro a las situaciones duras; yo soy el maduro del grupo que les pone los puntos sobre las íes...", explica Albella -que interpreta a un manager musical-.

Cada uno cubre una parte de la sociedad de los setenta que, sin embargo, sigue repitiéndose hoy en día. "Los seres humanos siguen teniendo los mismos problemas cuando se enamoran, cuando tienen una pasión desbordada, cuando fracasan, cuando tienen un proyecto profesional... Por eso es tan agradable de ver".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios