La OCG recupera el modelo de subvención directa de la Junta

  • El alcalde Paco Cuenca toma posesión como presidente del Consorcio de la orquesta granadina

El cambio en el modelo de financiación de la Junta a la Orquesta Ciudad de Granada (OCG) hizo correr ríos de tinta y significó una crisis institucional que, unida a las dificultades económicas de la orquesta, hizo que negros nubarrones se cernieran sobre su futuro hace apenas cuatro años. Y aunque el dinero de la Junta ha seguido llegando a través de subvenciones nominativas, según reconoció el anterior equipo de gobierno del Ayuntamiento, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, afirmó ayer que ha conseguido modificar el modelo de contribución económica de la administración autonómica, que volverá a ser una aportación directa, "tal como demandan tanto los músicos como la propia gerencia de la orquesta".

Cuenca, que ayer tomó posesión como presidente del consorcio Granada para la Música que gestiona la OCG, subrayó que en esta nueva etapa que ahora se abre, resultarán fundamentales dos cuestiones. De un lado, "retomar y proyectar el trabajo y prestigio de la OCG" que, en sus palabras "debe descansar sin duda en unas buenas relaciones entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía, instituciones integrantes del consejo rector que deben ir de la mano". Un segundo aspecto prioritario en esta etapa se centrará en "recuperar las condiciones laborales de los músicos, que se han ido mermando durante estos años de crisis económica". También en el marco de la reunión del Consejo Rector, la edil de Cultura y Patrimonio, María Leyva, tomó posesión de su cargo en el Consorcio de la OCG.

El cambio en el modelo de financiación de la Junta también afectó al resto de formaciones andaluzas -Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM) y la Orquesta de Córdoba-. El por entonces consejero de Cultura, Paulino Plata, justificó esta decisión desde un puto de vista técnico, ya que la Junta de Andalucía no tiene mayoría dentro de los consorcios de las formaciones y esa aportación no podía entrar dentro de los presupuestos anuales. Cuatro años después, y con Rosa Aguilar al frente de la Consejería de Cultura, se retorna a la subvención directa que, entre otras cosas, facilitará la gestión de los recursos por parte de los gerentes de las orquestas. En el caso de Granada, además, la OCG tuvo que adecuarse a la ley del régimen local, lo que implica que su balance económico tiene que adscribirse a una administración pública, que en este caso es el Ayuntamiento, un nuevo marco legal que no afectó al Consorcio que también integran la Junta de Andalucía y la Diputación.

Además, Paco Cuenca viajó también ayer a Madrid para tomar posesión como presidente del Patronato Manuel de Falla, en el marco de la asunción de competencias en distintos organismos tras su llegada a la Alcaldía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios