La OCG triunfa en su labor de difusión del género chico entre los pequeños

  • Más de 7.000 escolares han disfrutado esta semana de los conciertos didácticos de la formación granadina con una miscelánea de fragmentos de zarzuelas

La elección de los fragmentos más populares, aquellos que poseen letras que aficionados o neófitos pueden tararear, es la clave de los conciertos didácticos que la Orquesta Ciudad de Granada (OCG) dedica a la Zarzuela. Aunque muchas generaciones tienen esos trozos del género chico grabados en el corazón, los chavales no escuchan esas canciones en su MP3 ni tampoco en sus casas porque sus padres, pertenecen ya a una generación que tampoco suele ser aficionadas a esas piezas. La OCG ha querido superar ese hueco cultural acercando las composiciones más famosas a más de 7.000 escolares granadinos.

El tercer ciclo de conciertos didácticos de la OCG, que se ha desarrollado miércoles, jueves y viernes de esta semana durante dos sesiones diarias, ha logrado inocular la afición a buena parte de esos 7.000 alumnos de Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de ESO.

El título del concierto Una verbena y una rubia -que juega con la famosa frase que canta don Hilarión en una de las obras cumbre del género, La verbena de la paloma- da una idea del espíritu que preside el espectáculo. Se trata de ofrecer una miscelánea lúdica que enlaza fragmentos muy conocidos a través de otras artes escénicas: los monólogos de Carmen Huete, que actúa como guionista y presentadora, y el baile de los alumnos del Conservatorio Profesional de Danza de Granada.

Cuentan los trabajadores del Auditorio Manuel de Falla que el éxito televisivo del nuevo programa Fama ha "sensibilizado mucho" a los jóvenes chulapos que bailan al ritmo de las zarzuelas que toca la OCG. Tanto es así, que una vez terminadas sus coreografías, ya fuera del escenario, "siguen bailando en la primera planta del Auditorio Manuel de Falla".

Los alumnos del Conservatorio Superior de Música de Granada, coordinados por Jerónimo Fernández Casas, son los encargados de acompañar las voces de la soprano Ana Huete y el baríto Vicente Motañana, que son los intérpretes encargados de dar forma a ese repaso por el género lírico español.

Daniel Mestre, dirige a la formación granadina en un programa preparado por el Departamento Educativo de la OCG y que también se podrá escuchar hoy, porque si bien el viernes finalizaron los conciertos didácticos, esta mañana se celebrará concierto familiar.

Los afortunados que consiguieron una entrada podrán escuchar la misma selección musical, formada por preludios, danzas, dúos y romanzas de las zarzuelas El barberillo de Lavapiés, El tambor de Granaderos, La verbena de la Paloma, La Gran Vía, Agua, azucarillos y aguardiente, Luisa Fernanda y La del manojo de rosas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios