Ciencia hoy

El Observatorio desvela sus secretos

  • El Instituto de Astrofísica de Andalucía organiza visitas guiadas durante el verano a la importante instalación de Sierra Nevada

Observar a quienes habitualmente lo hacen en un escenario incomparable. Sentirse astrónomo por un día o simplemente saciar la curiosidad de mirar las estrellas desde más cerca. El Observatorio de Sierra Nevada (OSN) abre sus puertas al público por tercer año consecutivo con visitas guiadas que pretenden acercar cometas, asteroides y galaxias al común de los mortales. La monumentalidad de dos de sus grandes telescopios, a través de los cuales es posible ver todo tipo de objetos del sistema solar, o la interesante historia del propio observatorio serán desveladas durante las visitas.

"No hace falta entender de astronomía" para que resulte espectacular. Como explica Jorge Iglesias, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, se ofrece la posibilidad de conocer el Observatorio, una de cuyas características diferenciadoras es su difícil acceso durante el invierno. "Si hay algo que lo diferencie de otros observatorios es que normalmente está aislado del resto de la ciudad por la nieve". De ahí que éste sea el momento propicio para conocerlo.

El Instituto de Astrofísica organiza las jornadas junto al Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM), el Albergue Universitario de Sierra Nevada y tres asociaciones de astrónomos aficionados: la Sociedad Astronómica Granadina, la Asociación Astronómica Astronémesis y la Agrupación Astronómica Hubble de Martos. La iniciativa "comenzó hace tres años con motivo de su veinticinco aniversario y visto el éxito obtenido desde el principio decididimos seguir ofertando las visitas", que comenzaron el pasado día 28 y que se desarrollarán en julio los días 12 y 26, el 9 y 23 de agosto y el 6 de septiembre con un número de plazas limitado a cuarenta personas por día.

La ruta comienza con una conferencia de divulgación sobre astronomía general, sobre el Observatorio de Sierra Nevada y la antena del IRAM impartida por astrofísicos de ambos institutos, describiendo su funcionamiento, instrumentación y tipo de observaciones que se llevan a cabo. Después del almuerzo, el grupo se divide en dos, de veinte cada uno como máximo. Uno de los grupos visita en primer lugar el IRAM y el otro el Observatorio. El desplazamiento desde la antena del Instituto de Radioastronomía Milimétrica hasta el OSN se realiza a pie por un sencillo sendero con poca pendiente, en un paseo que dura aproximadamente unos quince minutos, y acompañados por guías de montaña proporcionados por el albergue universitario. Posteriormente los grupos se intercambian. Las visitas, tanto del OSN como del IRAM, tienen una hora de duración, y ambas son guiadas por personal del IAA y del IRAM, que explican los sistemas de observación y las instalaciones.

Tras la excursión los presentes escuchan una conferencia sobre el Cielo nocturno que pueden después poner en práctica con observaciones de diversos objetos astronómicos con ayudas de telescopios y prismáticos.

Las visitas, cuenta Jorge Iglesias, "combinan la posibilidad de conocer una instalación privilegiada para los granadinos y ver las estrellas de una forma diferente".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios