Once artistas italianos rinden homenaje a Lorca en Roma

  • La exposición 'Poesía en los ojos' reúne pinturas, esculturas e instalaciones realizadas en torno a 'Sonetos del amor oscuro'

Once artistas italianos rinden homenaje desde ayer al poeta español Federico García Lorca con otras tantas obras basadas en sus Sonetos del amor oscuro, que se muestran en la Real Academia de España en Roma hasta el 15 de enero de 2009.

La exposición Poesía de los ojos reúne cuadros, esculturas e instalaciones de estilos muy distintos, desde el surrealismo hasta la abstracción o el arte encontrado, pero con una cosa en común: la visión que el mundo del arte italiano tiene de la obra de García Lorca, uno de los poetas españoles más universales.

Los promotores del evento -la universidad de Roma Tre y la Real Academia de España- propusieron a algunos de los más reputados artistas italianos de las últimas décadas que recrearan visualmente la experiencia estética que los once sonetos del poeta granadino les producían. Una oportunidad aprovechada de una manera diferente por cada uno de los artistas.

Algunos, como el napolitano Stefano di Stasio en Casi un día de fiesta o el calabrés Vanni Rinaldi en Para noche de amor insomne, de Federico García Lorca, toman elementos que se encuentran en los poemas para trabajar sobre ellos, ya sea una paloma, una luna o un corazón.

Ubaldo Bartolini extrae del soneto Llagas de amor el verso Este paisaje gris que me rodea, con el que da título a su obra, en la que con varios tonos de gris compone un lóbrego paisaje naturalista. Lo mismo, rescatar un verso interno del poema, hace Bruno Ceccobelli, desde una óptica simbolista, con una obra en témpera sobre fieltro llamada La maravilla de tus ojos de estatua.

También hay quien, sin ignorar el detalle del poema Soneto de la guirnalda de rosas, opta por diseccionar el personaje de García Lorca, junto al pintor surrealista Salvador Dalí, como el romano Alberto Abate. El escultor Elio Marchegiani propone un teléfono que cuelga del cable, agarrado al vuelo por una mano que sale directamente de la pared, como su reelaboración de El poeta habla al teléfono con el amor.

Otros, como la artista surrealista Paola Gandolfi o el pintor abstracto Tommaso Cascella, pretenden acercamientos más conceptuales al sentimiento de los poemas de Lorca, basados en el subconsciente en el primer caso (Propagación del pensamiento) y en el color rojo, en el segundo (Grano eterno y sólido, homenaje a García Lorca). Memorias de Cuenca, de Solveig Cogliani; Transitum, de Donatella Schilirò y El amor duerme en el pecho del poeta, de Matteo Basile, proponen las visiones de sus autores con muy diversos materiales y técnicas.

Con estas obras, la muestra pretende no sólo sumergir al visitante en el universo de Lorca a través de lo que otros artistas ven en él, sino demostrar lo universal e intemporal de la obra de este poeta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios