El PP exige a Caler que actúe de inmediato para salvar el legado de José Guerrero

  • El diputado José Torrente advierte de que si las obras del pintor granadino se marchan de la ciudad se creará un gran daño a la oferta cultural y pide al presidente de la Diputación que tome medidas

El diputado provincial del PP José Torrente acusó ayer al presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler (PSOE), de haber mantenido una actitud "arrogante" y "prepotente" y de haber desaprovechado la oportunidad de que los fondos del centro José Guerrero se queden en Granada después de la prórroga que la familia del pintor le dio a los responsables de la Diputación para hacer posible ese deseo del pintor. "Le pedimos a Martínez Caler y a Asunción Pérez Cotarelo [diputada del área de Cultura] que no sean los autores de la huida del legado de Guerrero de Granada", señaló.

Todas las alarmas han saltado desde que hace dos días Granada Hoy revelase que las negociaciones entre la Diputación y la familia habían llegado a un punto muerto que sólo estaba abocado a la salida del legado de Guerrero de la ciudad. La escueta respuesta de Asunción Pérez Cotarelo a una pregunta del PP en este sentido fue: "las negociaciones en torno a las obras de José Guerrero, a día de hoy, continúan en conversación".

La diputada del PP Teresa Fernández del Moral señaló ayer que las negociaciones entre la Diputación y los herederos de Guerrero se habían llevado en los últimos tiempos de manera "muy tensa" y que el grupo popular en ningún momento recibió información. La muerte, el pasado noviembre, de Lisa Guerrero, a causa de un cáncer, ha precipitado tal vez la ruptura de negociaciones, ya que ella era la más propicia a que en Granada permaneciera el legado de su padre.

"La familia dio una prórroga al comodato [cesión temporal de la obra], que fue un balón de oxígeno que Caler no ha sabido aprovechar", de Fernández del Moral.

José Torrente, por su parte, señaló que Granada es una ciudad que tiene un "atractivo cultural natural" que perdería mucho si desapareciera el legado de Guerrero.

"Martínez Caler debe dejar ya sus complejos políticos, debe dejar esa arrogancia que le ha caracterizado", dijo Torrente. "No puede pretender que estemos de acuerdo con su actitud prepotente y oscurantista, como en aquella ocasión en que acusó a la familia de aristocracia". "Tiene que dejarse de sectarismos ya", añadió, "olvidarse de acusar a la familia y abandonar su prepotencia y orgullo".

Todo el conflicto surgió el pasado año cuando, ante la inminencia de renovar el acuerdo por el que las obras de Guerrero continuarían en Granada, la diputada de Cultura, Asunción Pérez Cotarelo, anunció la creación de una Fundación Granadina de Arte Contemporáneo en la que estaría incluida el Centro Guerrero. La familia se negó en redondo a esa propuesta y amenazó con llevarse las obras de la ciudad. Luego, tras diferentes negociaciones, dio una prórroga ante la propuesta de la Diputación de crear una fundación específica para José Guerrero. La prórroga concluyó el pasado 31 de diciembre sin que, a juicio de los herederos, se haya materializado nada. "Una fundación", dijo Teresa Fernández del Moral, "si se va a hacer con un criterio partidista, como un vivero de empleo para los amigos afines del PSOE e Izquierda Unida [Pérez Cotarelo es de IU] ya está viciada desde su nacimiento. Una fundación debe hacerse para mejorar la oferta cultural y garantizar la pluralidad y la participación".

El Centro Guerrero, que cumple en 2010 los diez años de existencia, es una de las grandes referencias nacionales en cuanto a arte contemporáneo. Además de albergar 60 obras del pintor granadino, realiza regularmente exposiciones de primer nivel internacional de otros artistas afines a Guerrero. Lo único que exigía la familia a cambio de entregar a Granada las obras del pintor sin contraprestación económica alguna era que la fundación que se hiciera para albergar esas obras no estuviera subyugada a directrices políticas, como pretendía la Diputación, sino a meros criterios técnicos y artísticos. El caso es que el legado del pintor vuelve a estar de nuevo en peligro sin que se aprecien movimientos institucionales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios