Pablo García Baena cierra hoy 'Los martes de la Cuadra Dorada'

  • El poeta cordobés, uno de los fundadores del Grupo Cántico y Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1984, hará una lectura de algunas de sus obras

El poeta Pablo García Baena (Córdoba, 1923) realizará hoy una lectura de sus versos en la última sesión del ciclo Los martes en la Cuadra Dorada que tiene lugar en la Casa de los Tiros a las 19.00 horas. García Baena cierra una temporada de lecturas que este año ha incluido a Eduardo Mendoza, Carlos Marzal, José Infante, Francisco Díaz de Castro, Carmen Peire, Rafael Ballesteros y Nuria Barrios.

García Baena, Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1984 e Hijo Predilecto de Andalucía en 1988, es uno de los fundadores del Grupo Cántico, una generación poética surgida en Córdoba que abogaba por un retorno a una poesía más estética y formal y que tenía como una de sus principales referencias la obra de Luis Cernuda.

García Baena descubrió los poemas de San Juan de la Cruz a los 14 años, y desde entonces no dejaría de devorarlos hasta el punto de estrenar en 1942, en Córdoba, una versión teatral de cuatro de las obras de San Juan de la Cruz. Luego descubriría a Marcel Proust, Pedro Salinas, Jorge Guillén y Juan Ramón Jiménez.

Sin embargo, sería Luis Cernuda el que más llamaría la atención del joven poeta por su forma vital de escribir y su pasión (como toda la Generación del 27) por la obra de Luis de Góngora, a quien García Baena también admiraba.

En 1947, el poeta, junto a Ricardo Molina, Juan Bernier, Julio Aumente, Mario López y los pintores Miguel del Moral y Ginés Liébana decide funda la revista Cántico, que duraría hasta 10 años después. La publicación se convirtió en una de las revistas literarias más importantes de su tiempo y su nombre serviría para bautizar a una nueva generación de poetas de la post-guerra.

En 1958, Pablo García Baena publicó Óleo, un espectacular poemario. Extrañamente, sin embargo, no volvería a publicar hasta el año 1971, cuando decidió dar a la imprenta Almoneda. A partir de ese momento y de su regreso, su voz sería una de las más personales y poderosas de la poesía española del siglo XX, con libros como Antes que el tiempo acabe, Tres voces del verano, Gozos para la navidad de Vicente Núñez o Fieles guirnaldas fugitivas, con el que obtuvo el Premio Ciudad de Melilla en 2006.

En 2008 ganó el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, lo que lo coloca como uno de los grandes poetas no sólo españoles, sino de toda Latinoamérica. La lectura de esta tarde servirá para repasar la obra de un cordobés notablemente influenciado por Góngora que reivindica una voz diferente y una poesía viva y en continua evolución.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios