La poesía de Pablo García Baena cierra el ciclo 'La Cuadra Dorada'

  • El Premio Príncipe de Asturias reunió ayer a numerosos lectores en la Casa de los Tiros

El poeta cordobés Pablo García Baena, Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1984, cerró ayer en la Casa de los Tiros el ciclo Los martes de la Cuadra Dorada con un recital en el que tuvo cabida una selección de sus mejores poemas, así como algunos versos inéditos. Fundador del grupo Cántico, García Baena abogó desde sus inicios en las letras por una poesía más estética y formal en la que se escuchase la voz del poeta por encima de cualquier otra cosa.

El escritor descubrió los poemas de San Juan de la Cruz a los 14 años, y desde entonces no dejaría de devorarlos hasta el punto de estrenar en 1942, en Córdoba, una versión teatral de cuatro de las obras de San Juan de la Cruz. Luego descubriría a Marcel Proust, Pedro Salinas, Jorge Guillén y Juan Ramón Jiménez.

Sin embargo, sería Luis Cernuda el que más llamaría la atención del joven poeta por su forma vital de escribir y su pasión (como toda la Generación del 27) por la obra de Luis de Góngora, a quien García Baena también admiraba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios