El Parapanda Folk rinde homenaje hoy a la familia Fernández de Íllora

  • Se trata de una de las sagas con más solera flamenca de la provincia para un concierto en el que también están invitados artistas de la talla del guitarrista David Carmona y Moraíto de Íllora

El Parapanda Folk continúa esta noche con su cita ineludible con el flamenco, homenajeando en este caso a las glorias locales de más rancio abolengo flamenco, los Fernández de Íllora, una de las familias de artistas más importantes que ha brotado en nuestra provincia y cuya historia se puede leer en el libro que publicó el profesor Antón Carmona Fernández bajo el título Los Fernández de Illora. Junto a ellos, los dos descendientes de esta saga más reconocidos del momento, el brillante guitarrista David Carmona y el cantaor y productor musical Morenito de Íllora. Las actuaciones dan comienzo a las 22.30 horas y la entrada es gratuita.

El Parapanda Folk utiliza la imaginación como receta estrella para atajar la crisis económica que azota nuestro país y prácticamente todo el planeta, los que ordenan y mandan han recortado por doquier y, bien es sabido que cuando se producen recortes la cultura es el ámbito donde antes reparan las tijeras, quizá porque no se considera tan necesaria como el pan y el trabajo (nos viene a la mente la conocida cita de Lorca: No me deis un pan, dadme medio pan y un libro) quizá porque no interesa, quizá porque obliga a pensar… Sea como fuere, los ajustes económicos han provocado una fuerte caída en las programaciones de musicales, culturales, literarias, etc.

A la luz de lo que acabamos de referir, la escasez de medios económicos ha destapado a los buenos gestores culturales (promotores, técnicos y concejales) lo mismo que el cantar por soleá descubre a los buenos cantaores y el torear despacio a los buenos toreros. Con precisión funambulista, realizando verdadero malabarismo entre cifras y gestiones, algunos consiguen sacar adelante una programación tan digna o más que las que confeccionaban en años de bonanza.

Este es el caso del Festival Parapanda Folk de Íllora que arrancó anoche y que pondrá su broche final mañana sábado 28. En mitad de las turbulencias económicas nos preguntamos cómo un festival se puede permitir el lujo de ampliar su programación y plantear nuevos escenarios. La respuesta la hayamos en lo anteriormente descrito: una buena gestión.

El municipio de Íllora posee 197 kilómetros cuadrados de extensión entre los que se ubican varios anejos y hermosos parajes. Hasta estos anejos se ha acercado una extensión del Parapanda Folk, que arrancó con actuaciones del grupo de folk Koralira que llega desde Calabria (Italia) y que actuó en Alomartes, esta noche lo hará en Obéilar y mañana en Escóznar. El grupo La Marea sonó anoche en Tocón y esta velada lo hará en Brácana. Las actuaciones están previstas a las 21.30 horas y la entrada es gratuita.

Unos talleres de música tradicional italiana, dos veladas musicales en el Cortijo 3+3, situado en la carretera que une Íllora con Puerto Lope y los trasnoches en La Fábrica (www.lafabricadeillora.es) complementan la extensión del Parapanda Folk, cuyo grueso de programación se desarrolla en el patio del antiguo instituto. La pasada noche el grupo italiano Koralina y los extremeños Acetre, fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida al festival.

Mañana sábado, a la misma hora, concluirá el XXII Parapanda Folk con la actuación estelar de dos grupos vascos: Xarnege y Oreka Tk. El primero está integrado por componentes de Euskadi y de Gascuña (Francia) y cantan tanto en euskera como en gascón, y el segundo está integrado por un dúo de txalapartaris y cuatro grandes músicos. Para más información www.parapandafolk.com.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios