Tributo

El Patronato García Lorca homenajeará en Fuente Vaqueros a la bailaora Pilar López

  • El acto será recogido por Mario maya, su alumno predilecto, que leerá una emotiva carta dedicada a la artista.

El Patronato Federico García Lorca agradecerá la colaboración y el apoyo de la bailaora y coreógrafa recientemente fallecida Pilar López, hermana de Encarnación López Júlvez, La Argentinita, con un homenaje en el Teatro de Fuente Vaqueros (Granada) y una exposición en el Centro de Estudios Lorquianos.

El homenaje, presentado hoy, será recogido por el bailaor granadino Mario Maya, su alumno predilecto, que leerá una emotiva carta dedicada a la artista esta tarde en Fuente Vaqueros.

En rueda de prensa, el presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, destacó la "valentía y el compromiso" que Pilar López expresó en vida con la figura de García Lorca, "dando la cara y jugándose el tipo visitando el lugar donde mataron al poeta en los años cincuenta, en pleno franquismo, tras su actuación en el Corral del Carbón".

Al homenaje se une la muestra que bajo el título 'Un recuerdo de urgencia', reúne en el Centro de Estudios Lorquianos materiales a través de los cuales se pretende dibujar un ligero perfil de la bailarina y coreógrafa, que estuvo muy ligada a los movimientos artísticos de su época y a Federico García Lorca, a cuya Casa Museo en Fuente Vaqueros ha aportado objetos y recuerdos excepcionales e inéditos.

El director del Patronato García Lorca, Alfonso Alcalá, señaló que la especial relación de la artista con la Casa Museo y con Fuente Vaqueros "nos obligaba, sin duda a rendirle este homenaje, por lo que hemos querido ser los primeros". Alcalá recordó alguno de los objetos donados por la hermana de La Argentinita y que a partir de esta tarde se pondrán contemplar en la exposición que permanecerá abierta al público hasta el próximo 10 de mayo.

Desde un vestido original que perteneció La Argentinita, para bailar y cantar la canción de Lorca 'El romance de los peregrinitos' pasando por un manuscrito de Ignacio Sánchez Mejías, donde se explica su afición al toreo; dos recortables de época que reproducen una foto de su hermana, montados sobre cartón o un ejemplar del número correspondiente al 19 de agosto de 1934, donde se hace una crónica de la cogida y muerte del Ignacio Sánchez Mejías.

"La exposición repasa, a través de manuscritos y fotografías, además de su relación con el torero Ignacio Sánchez Megías y su hermana Encarna, que desde sus inicios la incluye en todos y cada uno de sus espectáculos, sus continuas visitas a Fuente Vaqueros. Desde 1980, cuando actuó en la plaza del pueblo hasta las sucesivas visitas con motivo de los homenajes hechos a su hermana, La Argentinita, a Lorca y a ella misma", explicó Alcalá.

Por su parte, el bailaor Mario Maya quiso agradecer "este emotivo gesto de la Diputación de Granada para que no pase desapercibida esta gran pérdida en el mundo del arte".

Maya, que definió a Pilar López como "una de las personas más importantes dentro del arte español", recordó cómo en el año 57, con 15 años, viajó desde las cuevas del Sacromonte al tablao Zambra de Madrid donde la coreógrafa se fijó en él y lo incorporó a su compañía.

"Junto a mí, primeras figuras en la escena del baile como Antonio Gades han pasado por sus manos aprendiéndolo todo de ella. Pilar López ha hecho a los mejores bailarines que ha tenido España", afirmó.

Esta tarde, a las 20.30 en el teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros, tendrá lugar el homenaje a la artista con la lectura de una "emotiva" carta escrita por Mario Maya y la actuación flamenca de una de sus coreografías sobre un soporte multimedia con proyecciones de imágenes de Pilar López y su hermana La Argentinita.

Pilar López, nacida el 4 de junio de 1912 en una familia de comerciantes de telas que estaba de paso por San Sebastián, empezó sus clases de baile a los seis años con Julia Castelao; y de canto, solfeo y piano en el Conservatorio de Madrid. En 1933 debuta junto a su hermana con 'El amor brujo' en el Teatro Falla de Cádiz haciendo de 'Lucía'.

En 1935 viajarían a Argentina, actuando en el Teatro Colón de Buenos Aires, donde empezaron su gira iberoamericana de algo más de un año por Chile, Brasil y México. La compañía de su hermana, formada por Pilar López y los bailarines José Greco y Manolo Vargas actuó en el Metropolitan Opera House de Nueva York en 1940 con una coreografía del 'Bolero' de Ravel y en 1943 montó 'El Café de Chinitas', con decorados de Dalí.

El fallecimiento de La Argentinita en 1945 hizo que Pilar regresara a España y a finales de los años cuarenta montó su propia compañía con el estreno del 'Sombrero de tres picos' en el Teatro Gran Vía.

Su relación con Lorca y Granada se remonta a los años treinta. Ya en 1934 participó, junto a Rafael Ortega, en la Fiesta de la primavera organizada en los jardines del Carmen de los Mártires, con un programa compuesto por piezas de Albéniz, Falla, Halfter y canciones de García Lorca.

En los años cincuenta, en pleno franquismo, tras su actuación en el Corral del Carbón, con un programa que incluía 'La baladilla de los tres ríos', visitó el lugar donde asesinaron a Federico, junto con el guitarrista Fernando Lastra, quien en 1980 tocaría para que ella bailara, en la plaza de Fuente Vaqueros, esta misma pieza.

El Museo dedicado a Lorca de Fuente Vaqueros, con Juan de Loxa al frente, mantuvo siempre una relación especial con Pilar López, quien demostró su generosidad y su ayuda para organizar los homenajes que se hicieron a La Argentinita, el primero el 5 de junio de 1993, cuando se hizo el acto de hermanamiento de Lorca con su hermana.

En 1997, Pilar vuelve a Fuente Vaqueros para celebrar el centenario del nacimiento de su hermana, acompañada por Rafael Martínez Nadal, estudioso y amigo de Federico García Lorca.

No faltó tampoco al año siguiente, a su cita en Fuente Vaqueros, cuando se cumplían los cien años del nacimiento de García Lorca, compartiendo junto con un grupo de amigos sus recuerdos imborrables.

En 2001 fue Pilar el personaje central de la exposición con título 'Pilar López, García Lorca y Granada', en la que se mostró la brillante trayectoria de la artista. La exposición reunió materiales y trajes de la bailarina para 'La zapatera y el embozado' o 'Fantasías goyescas'.

Estas fueron las palabras que dejó escritas en el libro de visitas del museo: 'Nada más entrañable para mí que esta casa recordando a dos personas que están en mi alma ¡Federico! y Encarna!'.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios