Paz Vega: "No quiero pasarme la vida en EEUU"

  • La actriz sevillana presenta el próximo viernes su último film, 'The spirit'

Desde que el año pasado diera a luz a su primer hijo, Paz Vega no ha parado de rodar, pero siempre fuera de España, títulos como The Six Wives of Henry Lefay o Burning Fade to black se unirán en los próximos meses al estreno este viernes de The Spirit, un filme de Frank Mills basado en el popular cómic. A pesar de todo esto, la actriz sevillana asegura: "No quiero pasarme la vida en Estados Unidos, no me veo viviendo en Los Ángeles 15 años más. Ahora me apetece irme a Nueva York, que está mas cerca de mi tierra, e ir alternándolo con Madrid y Sevilla".

En The Spirit da vida a una de las villanas del cómic creado por Will Eisner en 1940, la exuberante y peligrosa bailarina lanzadora de cuchillos Plaster de París, a la que rodean otros pillos como Octopus (Samuel L. Jackson), la fría y calculadora Silken Floss (Scarlett Johansson) y la explosiva y seductora ladrona de joyas Sand Saref (Eva Mendes). Gabriel Macht interpreta al superhéroe.

El papel se lo ofrecieron cuando rodaba The Six Wives of Henry Lefay, de Howard Michael Gould, y "fue en cierta medida en plan secreto", porque Frank Mills, creador de filmes como Sin City, Ciudad del Pecado y 300, no quería que nadie lo supiera.

Paz, nada aficionada a los cómics, se leyó varios capítulos de Spirit y no dudó en decir que sí, según confesaba ante los medios de comunicación. "Frank Mills es especial, tiene su propio mundo, en el que es difícil entrar, y no se puede perder una oportunidad como ésta", asegura la actriz, a la que le encantaría trabajar en la segunda parte, "incluso con un papelito un poco más grande".

Y es que su aparición en el filme de Mills es tan breve como intensa, ya que a pesar de los pocos minutos en los que figura en el metraje, Paz Vega conquista al espectador con su acento en francés y sus movimientos sensuales a modo de danza del vientre, un tanto ligera de ropa.

"Para prepararme el personaje -aclara- tomé clases de baile, aunque para eso de la danza del vientre, como sevillana que soy, se me da bien. Lo de la espada y los cuchillos era otra cosa, porque eran de verdad y pesaban mucho".

Acostumbrada a películas españolas como Solo mía, de Javier Balaguer; Lucía y el sexo, de Medem; Carmen, de Aranda, o El otro lado de la cama, de Martínez Lázaro, Paz Vega cree que un rodaje como el de Spirit es "muy diferente y todo eso de los aspectos especiales resulta muy extraño. Como experiencia es como el teatro, no tienes nada que te arrope".

Paz Vega se siente muy "a gusto en el papel de mujer fatal", de hecho ya lo hizo en Fade to black, de Oliver Parker, otro de los filmes rodados el año pasado.

Teresa, el cuerpo de Cristo, de Ray Loriga, es la última película que ha rodado en España, sencillamente porque no le llegan papeles, pero tiene en proyecto "un filme de época para rodar en Andalucía", que se llamará La Roldana, sobre una escultora que vivió en Sevilla en el siglo XVII e hizo la talla de la Macarena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios