Carlos Allende Poeta

"Pensamos que la poesía es una forma de expresión de los sentimientos"

  • El poeta ha presentado este mes su primer poemario, 'La raíz del grito', una obra con prólogo de Erika Martínez y sinopsis de Andrés Neuman publicada por Esdrújula Ediciones

Carlos Allende ha presentado su primer poemario esta semana. Carlos Allende ha presentado su primer poemario esta semana.

Carlos Allende ha presentado su primer poemario esta semana. / g. h.

-Una de las cosas más sorprendentes de su primer libro es la biografía, con fecha desconocida de nacimiento pero año sí de defunción: "(?- 2054)".

-Es una forma de evidenciar la ficción de la poesía. Estamos demasiado acostumbrados a pensar que la poesía es una forma de expresión de los sentimientos pero, como cualquier otra forma de creación literaria, es ficción. Algunas partes de lo que aparece en la biografía son falsas, otras son verdad. Yo aquí lo hago evidente aunque otros autores que también lo hacen pero de forma menos evidente.

-Es una forma de dejar constancia de que lo que aparece en los poemas es inventado, como esa biografía también es inventada.

-Efectivamente. Es crear la línea que separa el yo biográfico y el yo literario porque lo que la gente va a conocer de mí es lo que yo quiero que conozcan.

-Este juego de las biografías falsas es un clásico de la literatura, como también los prólogos de libros firmados por escritores inventados por el propio escritor. ¿Hay algún autor o libro que le haya servido de referente?

-No sabría decir. Tal vez Ricardo Piglia y todo el tema de la fiabilidad del narrador. Él lo que hace es engañar al lector para que estés todo el rato preguntándote si lo que estás leyendo es verdad. Es un poco lo que consigue Borges, porque estás leyendo y encuentras constante referencias falsas.

-También reza que muere 2054 "por causas artificiales", ¿por qué esa fecha?

-No responde a nada. Creo que lo puse porque sí.

-También asegura que ha escrito seis libros, aunque sólo ha publicado uno. ¿Eso es cierto? Y en caso de respuesta afirmativa: ¿Hay perspectiva de publicarlos?

-Sí, eso si es cierto, y no, no tengo intención de publicarlo. Los libros llevan escritos algunos años. Este último he tardado en crearlo dos años y los anteriores, primero son peores y segundo, ya no me siento reflejado en ellos. No me gustaría verlos publicados, aunque también me pasa con estos (risas). Igual sale alguno en alguna antología, porque puede haber alguno salvable, pero no más.

-Y lo de su tesis cum laude sobre máquinas de escribir y epistemología imagino que no será cierto.

-Sí, aún estoy en ello y es sobre la construcción de la feminidad en la obra y el pensamiento de Javier Egea.

-Sorprende su afirmación "ya perdí mis primeros ojos". ¿Este libro, a pesar de su juventud, es un paso hacia la madurez?

-Este libro responde más a una lógica distinta. Tal y como yo concibo la poesía, que es el arte o el artificio de ver más allá. Esos son los segundos ojos que me da el escribir.

-Unos segundos ojos no cronológicos sino de segunda lectura de la realidad.

-Sí, algo así. No cronológicos aunque no sé si no hay ese cambio de forma no consciente. La raíz del grito es una constante pregunta. Todos los poemas están enfocados a encontrar o discernir que es esa raíz del grito, qué es, cómo se construye y qué condiciones.

-¿Qué temáticas has abordado de forma consciente?

-El libro habla del dolor. La poesía, como diría Luis García Montero, sólo sirve para hablar del amor y de la muerte. Ya sea un amor a la familia o un amor más normativo y la muerte como el tiempo que pasa, la ansiedad o la angustia que nos crea. Pero creo que los dos temas serían la duda eterna y el dolor. Son las dos claves en las que intento construir el libro desde diferentes perspectivas.

-Cómo has estructurado estos dos temas en el libro.

-En tres partes: la primera se titula Casi el tiempo, más urbana. Los temas son los mismos: perdida, duda, dolor. La segunda se llama tres casas y el ambiente es más doméstico. La tercera, La raíz del grito, trata tema más profundos y oscuros. Podemos hablar de surrealismo en cualquier momento.

-Y el otro tema que señalaba García Montero, el del amor, dónde queda.

-Hay toques de amor pero desde el tamiz de la pérdida. Uno de los rasgos de los poemas es el pésimos que habita en ellos. Son superpesimistas todos. Son muy oscuros, con elementos que son difíciles de llevar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios