Percusión y música electrónica ponen ritmo a rituales del mundo

El joven percusionista Noè Rodrigo Gisbert actúa hoy en la Fundación Caja Rural. El joven percusionista Noè Rodrigo Gisbert  actúa hoy en la Fundación Caja Rural.

El joven percusionista Noè Rodrigo Gisbert actúa hoy en la Fundación Caja Rural. / g. h.

El percusionista alicantino Noè Rodrigo Gisbert ha creado la fusión perfecta entre música electrónica y percusión que no dejará a nadie indiferente. Su actuación llega a Granada cargada de novedades musicales. "Desde el principio ya solo el escenario es bastante llamativo", afirma Noè Rodrigo. Durante la actuación vemos toda una serie de instrumentos: una caja, unas maracas o una marimba que irán tomando protagonismo durante el desarrollo de la obra. Ritual, nombre que recibe una de las partes de esta actuación,cuenta también con percusión corporal en la que el único instrumento que usa es su propia anatomía.

Esta actuación da un giro inesperado al combinar música electrónica con percusión. Ritual está dividido en tres partes diferentes, consta de bases electrónicas fundamentadas en cantos propios de tribus de esquimales al igual que otras mucho más cargadas de sonidos ambientales como los animales, el agua o el mar. Esta historia se trata de una adaptación que recoge parte de los rituales que se realizan alrededor de todo el mundo.

Crea un estilo distinto uniendo sonidos electrónicos a lo que pasa en el escenario

Esta unión, que a simple vista puede parecer mucho más chocante, presenta una mezcla interesante entre dos mundos musicales. "Esta técnica sirve para crear un estilo distinto, añadiendo sonidos electrónicos a lo que está pasando en el escenario en acústico", afirma Noè Rodrigo.

Teniendo en cuenta que la percusión es un ámbito considerado relativamente nuevo y cuyos conciertos solistas son escasos, este joven alicantino pretende dar un contraste dentro del mundo de la música y buscar una historia más desarrollada. "Intento atraer a un público menos experimentado y con nociones básicas o inexistentes en la música clásica. Siempre es positivo el desconocimiento de las obras y los instrumentos utilizados por lo que podemos captar su atención", explica el percusionista.

Un claro referente de este joven es la Orquesta Real de Concertgebouw de Amsterdam, lugar donde ha realizado este año sus estudios. "Tiene una forma de tocar muy particular: el sonido, las frases, la textura, los colores... está muy por encima de otra cosa. La producción del sonido es la principal preocupación y eso es en lo que inspiro mis interpretaciones", explica. En el caso de este concierto, se basa en la música tradicional con el fin de encontrar un estilo correcto y el pop, ya que "la batería y el bajo tienen mucha influencia en esta obra".

Para este percusionista participar en el FEX le supone "una gran oportunidad para llevar el proyecto a Granada y poder mostrárselo a la gente, unido a la posibilidad de crecer como músico y persona".

Actualmente se encuentra de gira en solitario por toda España, aunque también participa en otros proyectos como la percusionista en teatros experimentales.

Noé Rodrigo Gisbert ya cautivó ayer al público en el Salón de usos escénicos del Ayuntamiento de Salar, pero hoy se podrá volver a disfrutar con su singular espectáculo a las 21:30 horas en el Auditorio Fundación Caja Rural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios