Pere Portabella 'desnuda' la casa de Lorca en la cinta 'Mudanza'

  • La Huerta de San Vicente acoge hasta el 20 de julio la proyección audiovisual del director catalán, que se incluye en la última fase de la exposición 'Everstill'

El cineasta Pere Portabella clausura la segunda fase de la exposición Everstill, Siempre todavía 'desnudando' la casa de Federico García Lorca en la Huerta de San Vicente. Hasta el próximo 20 de julio se proyectará su película Mudanza, rodada en la casa de verano del poeta. Después de ver la película sobre cómo se hizo el desalojo en la vivienda, que tiene una duración de 20 minutos, el público puede visitar la casa de Lorca, que continúa completamente vacía.

La proyección de la película tiene lugar en una pequeña caseta construida en el jardín que rodea la Huerta de San Vicente, que cuenta con una pantalla y con aire acondicionado, y en horario de 10 a 15 horas.

Esta obra de Portabella es la visión de lo que ha sucedido dentro de la casa de veraneo de la familia García Lorca desde 1926 hasta el comienzo de la Guerra Civil. Según afirma Laura García-Lorca, presidenta de la Fundación del poeta, "la idea de Pere de pensar en la ausencia, en el silencio es mucho más elocuente que la fuerza de la presencia de Federico García Lorca".

A su juicio, el proceso de desahucio de la casa que se recoge en la película le hace pensar "en un entierro, el homenaje que Pere hace a Lorca". En este caso, con la marcha de sus muebles y objetos. El proyecto de la obra Mudanza es "sencillo" según su autor, pues consiste en vaciar completamente la casa por parte de una empresa profesional de mudanzas y especializada en el embalaje de objetos de arte.

Durante el proceso de grabación de la película se intentó que los encargados de la mudanza interpretaran mientras realizaban esta labor. "En ocasiones se paraba en seco a los trabajadores para que no les intimidara la presencia de la cámara", afirma el cineasta.

Portabella destaca de esta película "la labor relizada por los encargados de la mudanza que trabajaron con mucha disciplina y sin ensayo previo", a lo que añadió que con Mudanza "pretende recuperar la esencia de la casa de veraneo de Federico García Lorca". Para ello muestra la vivienda vacía, sin muebles ni objetos del poeta, que Portabella considera fetichistas, ya que "es mucho más elocuente el vacío de la casa".

Para el cineasta las grandes iglesias góticas o románicas "cuanto más despojadas están producen un mayor impacto místico, que incluso al agnóstico le genera emoción". En resumen, la obra intenta "ir al fondo de un personaje como Federico García Lorca, que está en el imaginario y es un referente para todos".

El cineasta trata de plasmar en su película algo concreto y no realizar una obra a partir de la vida del poeta, sino a partir de uno de los lugares que Lorca visitaba junto a su familia durante el verano. Portabella considera que "lo más importante de cualquier obra está en el proceso y no el proyecto final". Por esto él propuso que en esta película se plasmara todo el proceso de vaciado de la casa, y después se mostrara el espacio de Lorca vacío, en lugar de mostrar la obra realizada por el poeta granadino. Una nueva visión en la que en vez de recuperar la imagen más arquetípica del poeta se dedica a desnudarla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios