La musa de Picasso asegura que el artista "amaba a las mujeres"

  • Sylvette David recuerda el trato "muy cálido y amigable" del pintor en las sesiones

Picasso "amaba a las mujeres y le encantaba pintarlas", aseguró ayer una de las musas del artista, Sylvette David, ahora conocida como Lidia Corbett, que se sorprende cuando lee historias de que el malagueño "era desagradable con las mujeres", porque no fue ésa "su experiencia".

Durante las sesiones en 1954 en las que posó para Picasso, éste mantuvo siempre "un trato muy cálido y amigable" e intentaba constantemente hacerla reír con bromas, recordó. Así, también relató cómo a veces Picasso "pintaba una espiral en el suelo, hacía como que la había olvidado, la encontraba de pronto y saltaba para no pisarla", con el objetivo de romper la seriedad de su modelo.

En otra ocasión la condujo al lugar donde tenía guardado su coche, un Hispano-Suiza, y le invitó a sentarse con él en el asiento trasero para simular que hacían "un viaje con un chófer sentado delante". "Le tenía mucho respeto, y le agradecía lo que me mostraba y las historias que me contaba, pero nunca le hacía preguntas y mantenía con él una distancia. Picasso tenía un acento español fuerte y a veces no le entendía, pero nunca me atrevía a preguntarle", señaló Corbett.

Le conoció cuando ella tenía 19 años, vivía en Vallauris (Francia) con su madre y su novio inglés tenía un taller de metal "justo enfrente del taller de Picasso". Un día que tomaban el sol en la terraza, Picasso, que tenía entonces 73 años, la edad que tiene ahora Corbett, se acercó con un retrato de Sylvette, que se reconoció en la obra "por tener el pelo recogido en una cola".

El pintor, que hizo casi cuarenta obras inspiradas en Sylvette, llegó a ofrecerle dinero para que posara desnuda, pero ella se negó porque le "daban miedo los hombres mayores", explicó Corbett, que ha precisado que "sólo fue su musa".

La última vez que vio a Picasso, Sylvette tenía 20 años, y cuando el artista murió, en 1973, "fue como una resurrección, porque empezaron a acudir personas haciendo preguntas": "Cuando conocí a Picasso, no sabía qué efecto podría tener, pero haberle conocido ha sido como un tesoro que he ido descubriendo a lo largo de mi vida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios