La Policía sólo registra dos denuncias de vecinos por música en vivo en 2011

  • Las actuaciones con sanciones y multas que han proliferado en el último mes en los pubs del centro de la ciudad se producen en su mayoría a iniciativa de Medio Ambiente tras el estudio de los informes acústicos

Comentarios 1

En lo que va de este año 2011, la Policía Local lleva registradas tan sólo dos denuncias privadas de vecinos por ruidos y molestias ocasionadas por algún espectáculo de música en vivo en algún pub.Y si se mira con algo más de perspectiva, las cuentas siguen siendo casi anecdóticas: cinco denuncias en 2010, dos en 2009, cinco en 2008 y cuatro en 2007, según confirman fuentes de la Policía Local de Granada.

Medio Ambiente asegura que las intervenciones policiales que se piden desde su Concejalía se deben en su mayor parte a denuncias privadas, a lo que habría que sumarle todas aquellas actuaciones que parten por iniciativa propia tras estudiar los informes de los sonómetros que se van registrando cada noche, cuya cifra no ha querido ser facilitada a este diario.

Las dos denuncias privadas de las que hay constancia no cuadran con la proliferación de multas a los locales que habitualmente desarrollaban una programación cultural de conciertos con cierta regularidad como Peatón y SugarPop, cuyos equipos de sonido fueron precintados para evitar que se desarrollase ningún tipo de actividad musical en el último mes, además de ser sancionados con sendas multas de 6.300 euros.

La Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente Acústico en Granada se acoge a la ley autonómica existente, aunque con ciertas modificaciones y salvedades teniendo en cuenta las especiales características de esta ciudad. Por definición, una de las disposiciones generales que se contemplan en esta ordenanza pasa por la regular "la protección del medio ambiente urbano frente a los ruidos y vibraciones que impliquen molestia o riesgo para la salud de las personas", algo que objetivamente se ha producido este año tan sólo en dos ocasiones teniendo el cuenta el número de denuncias presentadas ante la Policía.

Pubs como Peatón y SugarPop aseguraron desde el momento en que les sancionaron que no constaba ningún tipo de denuncia por parte de los vecinos o de particulares, que tradicionalmente venía siendo la razón esencial para que la Policía llevase a cabo una actuación en una sala. Afirman, además, que sus locales están perfectamente insonorizados, que cuentan con el limitador de sonido que impone precisamente esta ordenanza y que los picos de decibelios de más que se hayan podido registrar con el sonómetro se deben a circunstancias muy específicas y esporádicas que no deberían pesar tanto a la hora de abrir un expediente regulador y extender una multa.

La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, María Dolores de la Torres, sostiene que sus técnicos se limitan a que se cumpla la normativa en los locales que realizan con frecuencia actividades musicales en vivo y que acumulan reiteradas ocasiones en las que se pasan de los decibelios establecidos. Además, según apunta, la mayoría de los locales que ofertan conciertos no tienen la licencia adecuada para ello. "Existen varios tipos de licencias: para pubs, para discotecas y para salas de fiestas. Cada licencia lleva implícitas una serie de características reguladoras, lo que pasa es que se incumple la ley cuando se programan conciertos en pubs, que no tienen esa competencia", asevera la concejal, que recuerda también que los locales que lo deseen pueden solicitar una autorización ocasional cuando tengan previsto realizar cualquier tipo de actividad especial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios