Políticos y escritores recuerdan la figura de Alexander Solzhenitsyn

  • El Premio Nobel que revolucionó la imagen exterior del régimen de Stalin con 'Archipiélago Gulag' se enterrará mañana en el cementerio Donskoi de Moscú

Estadistas, historiadores y literatos han rendido tributo al Premio Nobel de Literatura Alexander Solzhenitsyn, autor de Archipiélago Gulag, que falleció la noche del domingo en Moscú a los 89 años por una insuficiencia cardiaca. El escritor será enterrado mañana en el cementerio de Donskoi, en Moscú, un lugar que él mismo eligió hace cinco años.

El jefe de Estado ruso, Dmitri Medvédev, y el primer ministro, Vladímir Putin, fueron los primeros en presentar sus condolencias a la familia del escritor. También expresaron su pésame los presidentes de EEUU, George Bush, de Ucrania, Viktor Yushchenko, y de Francia, Nicolas Sarkozy, que se refirió al Premio Nobel como "una de las mayores conciencias de la Rusia del siglo XX". Otros grandes representantes políticos se sumaron a estas condolencias, como la canciller alemana, Angela Merkel, quien calificó al escritor como un "gran autor" y "ciudadano comprometido", o el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Javier Solana, que alabó su contribución para "cambiar el curso de la historia".

Su viuda, Natalia, señaló que el domingo el escritor trabajó, como siempre, durante todo el día en la edición de su obra completa en 30 tomos, y por la noche se sintió mal. "Quería morir en casa, y murió en casa. Quería morir en verano, y murió en verano. Ha vivido una vida muy difícil, pero muy feliz", comentó. Solzhenitsyn fue condenado a ocho años de confinamiento por llamar a Iósif Stalin "el bigotudo", y aunque alcanzó la fama con la novela Un día en la vida de Iván Denísovic, y consiguió el Premio Nobel de Literatura, fue deportado a Alemania Occidental y privado de su ciudadanía después de publicar El archipiélago Gulag en 1974.

"Hemos perdido a un gran hombre y gran escritor, cuyos libros cambiaron la mentalidad de millones de personas", declaró el ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov. El líder comunista ruso, Guennadi Ziugánov, a pesar de considerarlo un gran hombre, criticó que "su análisis de la primera época sociética era tendencioso y subjetivo".

La muerte de la persona que "abrió los ojos a todos los representates de la inteliguentsiya", según el historiador Roy Medvédev, y que "desafió al régimen soviético y aguantó el golpe", según el escritor Daniíl Granin, supone el fin del siglo XX para Rusia, comentó el Defensor del Pueblo ruso, Vladímir Lukin. Incluso la Academia Sueca de la Lengua ensalzó su valor como iniciador de "un debate con el comunismo y el marxismo que recorrió todo el mundo occidental".

También la Iglesia Ortodoxa Rusa, a la que estaba muy unido, tuvo unas palabras para Solzhenitsyn, a quien consideró un "ejemplo de libertad y dignidad humana".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios