Pons busca hacer reír con 'Año de Gracia'

  • El cineasta une a Rosa María Sardá y Oriol Pla en esta comedia optimista

Rosa María Sardá, Santi Millán, Amparo Moreno y el joven Oriol Pla protagonizan la última película del cineasta catalán Ventura Pons, Año de Gracia, que ha optado por una comedia optimista porque considera que hacer reír es lo mejor ahora, "tal y como están las cosas".

Pons, que también es el productor del largometraje, reconoció ayer que ya tenía ganas de hacer una comedia: "Aunque no tiene el prestigio social del drama, tal y como están ahora las cosas, está bien hacer algo que invite a reír a la gente".

El director se mostró "muy, muy contento" del resultado de esta película, que narra la relación entre una vieja cascarrabias y un joven inconformista de pueblo que comparten piso en Barcelona.

Está inspirada en el programa de la Generalitat Viure i Conviure (Vivir y Compartir), que promueve relaciones solidarias y de ayuda entre dos generaciones, personas mayores y estudiantes con pocos recursos que buscan alojamiento, y está rodada en el barrio de Gracia de Barcelona, que forma parte del paisaje natal del director.

David, interpretado por Oriol Pla, llega a Barcelona para encontrar su lugar en el mundo y se instala en la casa de una mujer (Gracia) a la que da vida Rosa María Sardá, dominante y con pocas ilusiones en la vida, con la que mantiene una perpetua batalla, aunque en el fondo ambos se necesitan mutuamente.

Amparo Moreno es la vecina que trata de apaciguar las cosas y Santi Millán, que tiene un personaje muy contenido, es el dueño de un bar situado en los bajos del edificio al que acude David para conectarse a través de internet con su hermano, que se ha marchado a vivir a la otra punta del mundo.

Presentada casi por sorpresa en el Lincoln Center de Nueva York estas navidades, y seleccionada para concursar en varias competiciones y festivales, el primero de ellos en Guadalajara (México), el film es el número 23 del director catalán, que ha explicado que "de pequeño sólo quería hacer una película".

La película se estrenará el próximo 2 de marzo con una gran inversión en promoción y publicidad, que incluye hasta un lipdub grabado en las calles que hacen de escenario de Año de Gracia, se ha rodado en catalán y con música de compositores también catalanes, y posteriormente se ha doblado también al castellano.

La música es también un activo importante de la obra y predomina el rock catalán, casi todo de músicos jóvenes y de fuera de Barcelona "porque le va bien a la historia", en palabras del director, aunque también aparece una rumba de Gato Pérez.

En los 90 minutos que dura la película se trata de mostrar básicamente el lado positivo de la vida, pero hay también crítica social, como la denuncia de la situación en que se encuentran los jóvenes por la falta de trabajo y las condiciones precarias que se les ofrecen, y el precio de la vivienda.

Rosa María Sardá, siempre con gafas oscuras, dijo que el papel protagonista femenino se lo había pedido al director, con el que lleva toda la vida haciendo películas y al que considera parte de la familia.

A diferencia de Santi Millán, que reconoció haberlo pasado muy bien en el rodaje, la actriz dijo que no disfruta cuando trabaja, porque tiene la desgracia de que si trabaja no tiene tiempo para hacer nada más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios