'Porgy and Bess', una ópera a la 'americana'

  • Gershwin aunó tópicos 'afros' y la autenticidad del jazz y el blues, en un equilibrio entre la comedia musical y el legado europeo que llega hoy al Festival

La ópera Porgy and Bess de George Gershwin, llega al Festival -después de la suite sinfónica Catfish Row, ofrecida por la ONE, dirigida por George Pehlivaniam, el domingo 28 de junio de 1998- en versión de concierto. Las dificultades del espacio escénico 'condena' a esta ciudad a 'conformarse' con versiones en forma de suite, de concierto o con escenificaciones -algunas muy estimables, caso de Juana de Arco en la Hoguera- limitadas al Palacio de Carlos V. Esperemos que el anhelado Teatro de la Ópera logre el milagro de gozar el espectáculo total que es una ópera, que en el caso de la partitura de Jacob Gerhovitz, verdadero nombre de George Gershwin, hijo de judíos rusos emigrantes, nacido en 1898 en Nueva York y fallecido en 1937 en Beverly Hills, es fundamental admirarla en su totalidad escénica.

No le fue fácil a Gershwin imponer su Porgy and Bess como 'ópera folklórica americana'. Aunque se estrenó con cantantes afroamericanos en 1935, su consagración no le llegó hasta 1977 que la representó la Houston Gran Opera, o el estreno, en 1985, en la Metropolitan Opera House. Los puristas le recriminaban que si buscaba raíces americanas, más antiguas eran las indias, mientras otros estimaban que había hecho una obra con muchos tópicos 'negros' -barrios marginales, droga, etcétera-. Al fin acabó aceptándose lo que rebasaba un musical, en el que también había destacado, caso del conocido poema sinfónico Un americano en París, escrito en 1928 (nueve años antes que su última ópera) y, sobre todo, Rapsodia en Blue, su consagración en 1924. Como compositor fue capaz de triunfar al mismo tiempo en Broadway y en el Carnegie Hall. Es como si Falla hubiese podido desdoblarse en la zarzuela, la revista o el cine. Gershwin no pisó un conservatorio, aunque recibió lecciones de los compositores estadounidenses Rubin Goldmark, Henry Cowell y del teórico ruso Joseph Schillinger. La música popular, Liszt y los impresionistas le fascinaban, sobre todo Ravel. Desde el triunfo en 1924 de su Rapsodia en Blue, su vida musical empezó a balancearse con igual éxito desde lo 'ligero' y lo 'serio'. Afirmaba el propio autor: "Creo que el jazz puede constituir el fundamento de obras sinfónicas serias y de alto valor, en manos de un músico de talento, tanto para el jazz como para la música sinfónica".

Y con esta convicción no sólo se acercó, con genio e inspiración, al bagaje sinfónico, sino a la opereta que, junto con su hermano Ira -encargado del libreto- se sintetiza en los que muchos consideran su obra maestra Porgy and Bess, basada en una novela de Du Bose Hayward y donde se hermanan casi todos los elementos manejados por Gershwin en su música, desde las formas afro-americanas y del jazz, a las de Tin Pan Alley y hasta la música clásica europea. Sus canciones de cuna, entre ellas la magistral y bellísima Summertime, sus dúos y su dolorida canción final de Porgy -I Got plenty o nuttin, It aint neccessarily so, Quiero quedarme aquí, Buzzard Song, Vendedor de cangrejos, y Estoy en camino- son fragmentos que músicos especializados como Louis Amstrong y Ella Fiztgerald han convertido en populares. El espectáculo operístico, por otra parte, que transcurre en un barrio portuario de Carolina del Sur, en 1920, narra el amor de un mendigo mutilado por una bella mujer, a la que trata de rescatarla de las garras de un proxeneta y de un traficante de droga. Fue llevada al cine por Otto Preminger en 1959, con Sydney Poitier, Dorothy Dandrigne y Sammy Davis Jr. Obtuvo un Oscar por la banda sonora.

Si es verdad que la ópera queda desvirtuada sin escena, aunque sea sintética o imaginativa, como otras veces ha ocurrido en el palacio de Carlos V, no es nunca desdeñable escuchar completa la música y las voces en estado puro, voces que tantas veces, en gargantas e instrumentos de especialistas del jazz, han popularizado páginas de esta obra maestra, clave de la música folklórica americana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios