La Pulga inaugura el ciclo para niños en el Teatro Alhambra

  • La compañía pone en escena la obra 'Katastroff Circus' durante los próximos 3 y 4 de enero dentro de la programación del recién estrenado espacio escénico

La Pulga Teatro inaugura el ciclo de teatro y danza para jóvenes en el Teatro Alhambra con la obra Katastroff Circus los próximos 3 y 4 de enero a las 18.00 horas.

En septiembre de 2002, en Málaga, nace el proyecto de creación de una nueva compañía teatral, la Pulga Teatro, impulsada por Alejandro Martín y Javier Noguer, profesionales con ocho años de experiencia teatral.

En 2004 lanzan sus dos primeras producciones: El espectáculo musical infantil y El traje del Emperador (conmemorando el segundo centenario del nacimiento de Hans Christian Andersen).

La Pulga a acudido a festivales como Diez días de Burjassot (Valencia), o San Pedro y San Pablo (Burgos). Además, sus espectáculos se han presentado en Madrid, León, Murcia, Badajoz, Valencia, además de prácticamente toda la comunidad andaluza.

Actualmente la compañía está de gira con su última creación, estrenada en 2006, Katastroff Circus, un nuevo espectáculo mímico, de títeres y actores, donde la plástica visual y la comicidad envuelven toda la trama, con una crítica social de un mundo descontrolado.

Katastroff Circus es un espectáculo de fusión entre actores, clowns y títeres. Aprovechando la temática del circo se desarrollan diversas técnicas de manipulación como títeres de guante, manipulación de objetos, cámara negra, máscaras, títeres a escala, maniobras escenográficas y muchas más sorpresas.

Los actores muestran el paralelismo entre el mundo del circo y el circo del mundo. Con sarcasmo e ironía enseñan en clave de comedia y a través de la mímica, -como traducción externa de los actos psíquicos- "este mundo loco en el que vivimos, donde el consumo, el racismo, la avaricia y en definitiva la maldad, luchan por conquistar nuestras fronteras", apuntan desde La Pulga.

La compañía malagueña propone historias abiertas y directas al intelecto. Con música original, un esmerado diseño de producción y una puesta en escena con una evidente consistencia plástica y donde siempre está presente el factor sorpresa, se sumergen en la magia del teatro con imágenes que tienen distintas lecturas, que hacen partícipes a los cinco sentidos.

Katastroff Circus insinúa sin vacilación cómo pasar de una lógica narrativa, a una lógica asociativa, más cercano a la grandiosidad de los sueños y al maravilloso mundo de la fantasía, como hacen los niños cuando juegan delante del espejo.

Este espectáculo promueve y provoca la capacidad de reflexionar y sobre todo la sonrisa, sin distinción de edad, a todo público que asista a la representación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios