La RAE promueve a los clásicos con una biblioteca a la altura de los tiempos

  • La institución lanza los primeros cuatro volúmenes de su Biblioteca Clásica, que reunirá en 111 libros publicados por Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg los grandes hitos de la literatura española

Comentarios 2

En tiempos como los actuales, en los que algunos anuncian la muerte del libro y los clásicos parecen haber caído en el olvido, la Real Academia Española lanza su Biblioteca Clásica con 111 volúmenes que ofrecen las obras más importantes de la tradición literaria hispánica hasta finales del siglo XIX.

Los cuatro primeros volúmenes de este ambicioso proyecto, que nace con vocación, según Víctor García de la Concha, director honorario de la RAE, de ser "la Pléiade española", fueron presentados ayer en la sede de esta institución en un acto en el que también se anunció el material que estará disponible en las nuevas tecnologías.

Así, en la web académica se pueden consultar ya, de forma gratuita, ediciones de gran calidad de algunas obras clásicas, pero distintas a las que se publican en papel, y a quienes lo soliciten se les facilitarán también varios títulos adaptables a la mayoría de los dispositivos electrónicos.

"Es una gran operación para promover la literatura clásica y hacerlo con una colección a la altura de los tiempos. La edición en papel es muy importante, pero se tienen en cuenta desde el principio las otras vías", afirmó el académico Francisco Rico, director de la Biblioteca Clásica.

De momento llegan a las librerías, editados por Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg, el Cantar de Mio Cid, Milagros de Nuestra Señora, de Gonzalo de Berceo; Gramática sobre la lengua castellana, de Antonio de Nebrija, publicada por primera vez en una edición anotada, y La vida del Buscón, de Francisco de Quevedo.

La intención de la Academia es sacar ocho volúmenes al año, que costarán "entre 20 y 24 euros" cada uno, y lanzar "dentro de unos tres años" la Biblioteca Clásica del Estudiante y la Biblioteca Clásica de Bolsillo.

Como parte de esa "gran operación" de la que habla Rico, habrá también chats, tertulias, clubes de lectura e incluso "una cadena cultural de televisión" que "se está gestando y que contará con financiación privada".

Experto mundial en autores como Petrarca y Cervantes, Rico cree que tiene "mucho sentido" una Biblioteca Clásica como la de la Academia en una época en la que "la gente está muy alejada de los clásicos", y se muestra convencido de que esta iniciativa "va a funcionar" porque servirá para que "muchos redescubran a los clásicos" y los más jóvenes "los descubran". En realidad, la biblioteca es la respuesta a una vieja aspiración de la Academia, que en sus estatutos establece su deber de divulgar "los escritos literarios, especialmente clásicos" y de procurar "mantener vivo el recuerdo de quienes, en España o en América, han cultivado con gloria nuestra lengua", recordó García de la Concha en la presentación.

"Es un gran reto el que tenemos por delante", aseguró el director honorario, quien también dejó claro que a la Academia no le anima "un propósito de competencia comercial" con esta Biblioteca Clásica, patrocinada por la Obra Social la Caixa, que para una primera etapa ha aportado 700.000 euros.

La Biblioteca Clásica repite algunos títulos de la que Francisco Rico dirigió en Círculo de Lectores, donde llegaron a aparecer 12 volúmenes, y en Cátedra, que publicó unos 40. Pero las ediciones de la Academia han sido renovadas y algunas, como la del poema del Cantar de Mio Cid, preparada por Alberto Montaner, tiene 200 páginas más que la anterior.

La cifra de 111 volúmenes "no es aleatoria" sino que sirve para lanzar "un mensaje": todas las obras de la biblioteca "son números uno", aseguró Darío Villanueva, secretario de la RAE.

Están todos "los títulos indiscutibles" de la literatura clásica en lengua española y luego hay un grupo de obras que, si bien no son de primerísima línea, son siempre importantes e interesantes.

Tras las obras publicadas ahora saldrán en otoño La Celestina, de Fernando de Rojas; Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo, Lazarillo de Tormes y La Dorotea, de Lope de Vega.

Entre los 111 volúmenes hay 12 autores hispanoamericanos o relacionados con América, entre ellos Bernal Díaz del Castillo, Alonso Ercilla, Sor Juana Inés de la Cruz, Domingo Faustino Sarmiento y Jorge Isaacs.

La biblioteca está dirigida a un público amplio. Cada volumen lleva una breve introducción y las notas a pie de página que son imprescindibles para comprender el texto. Al final del tomo se incluyen notas complementarias y estudios.

En la web de la Academia se pueden descargar obras como Fuenteovejuna, de Lope de Vega, o El gran teatro del mundo, de Calderón de la Barca. Para dispositivos electrónicos están disponibles Don Juan Tenorio, de José Zorrilla, y Coplas a la muerte de su padre, de Jorge Manrique, entre otras obras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios