Raúl Alcover, el perfecto anfitrión

  • El cantante granadino actúa mañana en el Teatro de CajaGranada con un concierto titulado 'Como en casa de uno', que contará con la participación de algunos de sus grandes amigos

Raúl Alcover traslada mañana el salón de su casa al escenario del Teatro de CajaGranada con un concierto en el que reunirá a muchos de los amigos que se acercan al hogar del cantautor en busca de unas risas, buena conversación, algo de utopía y cualquier tipo de bebida, preferiblemente espirituosa... Además, el autor de Boca loca presentará algunos temas del disco que publicará en unos meses, Primeros pasos. "Mi casa ha sido el punto de encuentro de gente con arte, no necesariamente artistas... Por allí aparece gente de todo tipo, escritores, músicos, pintores... Así que la idea de este concierto es que la gente venga a mi casa a echar un rato, a cantar y a reírnos", explica el músico granadino que mañana tendrá como huéspedes al cantaor Juan Pinilla, Tomás García, ganador del certamen de flamenco del IAJ, el constructor de guitarras y tocaor Francisco Manuel Díaz, el músico Quini Almendros, la Sonsoul, que cantará a capella, y el dibujante Andrés Vázquez de Sola, que hablará de su obra y, de paso, de su trayectoria artística, que le llevó a trabajar codo con codo con algunos de los dibujantes fallecidos en el atentado en la sede de Charlie Hebdo.

Este concierto de Alcover and friends servirá para que todos los invitados muestren por dónde van sus últimas inquietudes y para que 'el musicante' regrese a los escenarios granadinos un año después de su última actuación. Avanzará algún tema de Primeros pasos, un título con el que quiere subrayar que siente que siempre está empezando. Pero podría haber presentado cualquiera de los seis discos que tiene guardados a la espera de que llegue el momento oportuno para darlos a conocer. "Llevo cinco años sin publicar un trabajo de canciones nuevas porque ahora mismo no hay apoyo de las discográficas y sacarlos al mercado en estas condiciones sería casi un trabajo perdido", señala el cantautor, que ve el panorama actual como si el mundo fuese una taberna con un cartel: 'Prohibido el cante'.

Uno de estos trabajos que están a la espera de tiempos mejores es uno dedicado a los nombres que figuran en su memoria sentimental, como Camarón o Fátima, la responsable de la sala de conciertos Alexis Viernes fallecida hace unos años. Y además de un disco de canciones ajenas que ha hecho suyas, está un elepé dedicado a los innombrables, "los responsables de la situación que estamos viviendo ahora", que lleva el significativo título de Ratata...tas. También está escribiendo una novela negra ambientada en el Realejo, un musical sobre Lorca junto a Fernando Miranda que está terminado a falta de financiación, dos espectáculos flamencos "con una visión distinta y sin chocar con el trabajo de nadie" o una biografía "muy divertida", en este caso "desautorizada" por el propio Alcover.

Pese al negro panorama que dibuja, se muestra peleón y pide luchar por la cultura de Granada, por generarla, exportarla y entenderla. "Si vieran que la cultura es negocio prohibirían tomar una cerveza hasta que no se hubiese leído un libro", ironiza Alcover. ¿O no?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios