Recuperada en su versión original 'Las Arrecogías', de Martín Recuerda

  • Antonio Sánchez Trigueros define la obra como una "cosa primorosa" y reclama que las creaciones del dramaturgo granadino sean de repertorio, ya que el autor es un clásico, como Valle-Inclán o Buero

José Martín Recuerda sigue vivo. El autor de La llanura continúa vigente algo más de tres años después de su muerte. Ahora, la Diputación de Granada y la Fundación José Martín Recuerda de Salobreña han decidido recuperar una de sus mejores obras en su versión original y completa. Las Arrecogías del Beaterio de Santa María Egipciaca, un drama en torno al lugar en el que estuvo custodiada Mariana Pineda antes de ser llevada al garrote vil, fue presentada ayer en el Palacio de los Condes de Gabia. Granada comienza a mirar a uno de los mejores dramaturgos del siglo XX.

"La edición de este libro, realizada por Ángel Cobo, director de la Fundación Martín Recuerda, es una cosa primorosa", explicaba poco antes de la presentación el patrono de la fundación y escritor Antonio Sánchez Trigueros. "El texto está muy bien presentado y acompañado por un CD con las canciones que para sus representaciones realizaron Enrique Morente y Ricardo Esteve. La grabación, a cargo de Isabel Julve, es muy buena. Se recupera una obra de teatro esencial en un texto absolutamente fiable".

Antonio Sánchez Trigueros fue el encargado de presentar el libro y explicar los entresijos de Las Arrecogías del Beaterio de Santa María Egipciaca. "Se trata de una obra que busca el teatro total", dijo. "En ella es importante no sólo el texto, sino la poesía, la escenografía, la coreografía, la música. También son muy importantes las canciones populares, al igual que sucede en la obra de Federico García Lorca Mariana Pineda. La diferencia entre Lorca y Sánchez Recuerda es que mientras el primero presenta a una monjas muy ingenuas y se centra exclusivamente en Mariana Pineda, Martín Recuerda busca mucho más el ambiente del convento de las Arrecogías. Mariana Pineda no es más que uno más del conjunto de los personajes. El protagonismo en Martín Recuerda es coral, y eso lo logró con mucho acierto. Todo está concentrado en el recinto y la relación entre los personajes".

"Se trata de un teatro-fiesta", añadió el escritor. "Es una gran fiesta que termina en una tragedia en la que se trata de meter también al público dentro de la obra".

"Una de las cosas propuestas por Martín Recuerda en Las Arrecogías del Beaterio de Santa María Egipciaca es que los pasillos del teatro se convirtieran en calles que desembocaban en el escenario. Muchos momentos de la obra también se desarrollan entre el público, y esa inmersión del público en la obra funciona", agregó Sánchez Trigueros.

¿Cuál es el valor hoy de Martín Recuerda? El patrono de la Fundación responde: "El problema del teatro es que estás en un escenario o te conviertes en literatura. El teatro necesita la escena, y esta obra debería ser de repertorio, un repertorio clásico del siglo XX. Martín Recuerda requiere escenarios como Valle-Inclán o Buero Vallejo. Es un clásico, como ellos."

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios